Israel deportará a todos los activistas de la Flotilla de la Libertad

RT

El Estado de Israel deportará en las próximas horas a los activistas detenidos durante el asalto, por parte de las tropas hebreas, a la ‘Flotilla de la Libertad’.

En el convoy viajaban centenares de personas entre marineros, activistas, periodistas y otras destacadas personalidades del mundo de la cultura o de la política. Las autoridades hebreas también deportarán a aquellos sobre los que caía un requerimiento judicial.

Entre los miembros de la flota humanitaria, -atacada y que se ha cobrado la vida de casi una decena de personas, a manos del Ejército israelí- se encuentra el escritor sueco Henning Mankell y tres ciudadanos españoles integrantes de la ONG Cultura, Paz y Solidaridad, Manuel Tapial, David Segarra y Laura Arau.

En el caso de Manuel y David aún mantienen la idea de negarse a firmar voluntariamente el acta de deportación, mientras que Arau sí firmó por lo que se espera que en las próximas horas ya se encuentre en España.

Por su parte la intención de Segarra, -periodista del canal latinoamericano Telesur- es seguir recabando información y testimonios sobre este operativo traumático llevado a cabo por el Estado judío.

En este sentido y ante el clamor internacional, el primer ministro de Israel Benjamin Netanyahu, ha dejado claro que el Ejecutivo hebreo no cambiará su política en referencia a la situación de bloqueo en la franja de Gaza.

Extraído de: RT

Reunión del club Bilderberg 2010: Sitges, Barcelona

El Club Bilderberg, la oligarquía financiera mundial, se reunirá este año en Sitges (Barcelona) entre el 3 y el 6 de junio. Desde hace años viene siendo habitual la reunión anual de los hombres más poderosos del mundo, con el objetivo de tratar los temas que conciernen a toda la Humanidad para tomar todas las decisiones que marquen el futuro de ésta. Cabe destacar la supuesta presencia este año de Sofía de Grecia y José Luis Rodríguez Zapatero como miembros españoles.

El pestilente silencio de los medios de desinformación ante un acontecimiento de tal envergadura roza la grosería, pues es difícil imaginar un evento más trascendental para todos y cada uno de los hombres que una reunión del Club Bilderberg. Parece ser que no les interesa mostrar sus actividades mediante el cuarto poder que ellos controlan por completo (Juan Luis Cebrián, consejero delegado de PRISA, pertenece a Bilderberg). Quizá sus propósitos no tendrían buena acogida entre la opinión popular y por ello es recomendable, de cara a sus intereses, que todo quede completamente silenciado. Excelente labor, sin duda, pues personalmente creo que sólo uno de cada 1.000 habitantes occidentales tiene algo de conciencia de que existen este tipo de organizaciones conspirativas. Y eso siendo optimista.