Un policía afgano mata a siete niños tras confundirlos con insurgentes

REUTERS. 06.02.2010

Un policía afgano ha matado a siete niños a quienes confundió con insurgentes, según comunicó este sábado un oficial provincial.

Los niños estaban recolectando leña cuando la policía abrió fuego en la localidad fronteriza de Spin Boldak, en la sureña provincia de Kandahar, según contó el comandante de la policía del pueblo, Abdul Raziq. El agente ha sido detenido y ya está siendo interrogado.

Spin Boldak se encuentra en la frontera con Pakistán y ha sido un punto de entrada para muchos talibanes que buscan infiltrarse en el país vecino para llevar a cabo ataques contra el Gobierno y las fuerzas internacionales.

Según Naciones Unidas, durante el pasado año, 2.400 civiles murieron en ataques perpetrados por los talibanes y en operaciones de las fuerzas afganas y de la OTAN.

La muerte de civiles es un tema delicado y el presidente Hamid Karzai ha advertido, en repetidas ocasiones, que ello socava el apoyo a su Gobierno y a las tropas extranjeras, unos 115.000 soldados, en el país.

Fuente: http://www.20minutos.es/noticia/623421/0/policia-afgana/mata/siete-ninos/

Dos milenios después y se continúa asesinando inocentes

Hoy, 28 de diciembre, se conmemora tristemente la matanza de miles de niños inocentes menores de dos años ordenada por el rey Herodes con el fin de eliminar a Jesús de Nazaret hace más de 2000 años.

Sin embargo, y ante la indignación que causa el recuerdo de este inhumano hecho, hoy en día continúa la práctica de asesinar criaturas aún no nacidas promovidas por los gobiernos en nombre de la libertad y el progreso.

Se constata así la verdadera naturaleza asesina del sistema democrático capitalista que rige el mundo. Al parecer, no tiene suficiente con ser causante y sustentador de todas las guerras y genocidios en el mundo, sino que legitima el asesinato de seres humanos antes de su nacimiento de manera inducida y premeditada, y todo en favor de… ¿la libertad? ¿el progreso?

Quien no respeta una vida humana ni comprende las leyes de la naturaleza, no es digno de ser libre; y si se entiende unánimemente el aborto como una forma de “progresar”, la Humanidad está condenada, sin lugar a dudas, a su propio colapso y destrucción.

Lo natural y libre, es entender la vida humana como el máximo principio a defender anteponiéndolo a todo lo demás para garantizar la perpetuidad de la especie en el mundo (como cualquier animal hace instintivamente con sus crías) y conseguir, de esta manera, que pueda existir un verdadero progreso, donde tengan cabida los seres humanos, por contra del libertinaje autodestructivo que nos vende el sistema ofreciéndonos drogas y facilidades en el aborto con un falso tinte de progreso y libertad.