Exigen el cese del nuevo secretario general del PPCV por “negar el holocausto judío”

EUROPA PRESS. 14.10.2009

Iniciativa del Poble Valencià ha exigido el “cese inmediato” del nuevo secretario general del PPCV, César Augusto Asencio, en sustitución del cesado Ricardo Costa, por sus “posicionamientos filo nazis y por negar públicamente el holocausto judío”, señalaron fuentes de esta formación en un comunicado.  

Según Inciativa, Asencio realizó en un artículo en un periódico una “declaración pública al inicio de la transición democrática en la que hacía afirmaciones que en algunos países europeos le llevarían directamente a la cárcel y que por desgracia en el Código Penal español no están recogidos”.

En el ‘Diario Información’ de Alicante, Asencio aseguraba que el Holocausto es el mayor fraude de la historia Así, aseguraron que en ese texto firmado por Asencio, publicado por el Diario Información de Alicante 1 de julio de 1979, se puede leer textualmente: “Mucho habría que hablar sobre los campos de concentración alemanes y sobre el mito de los seis millones de judíos exterminados”.

Y añade: “Un estudio detallado nos demuestra que todo esto es falso. Simplemente diré que todo eso se nos ha hecho creer a la mayoría gracias al apoyo de las finanzas y de la propaganda a escala mundial en manos de judíos como casi todo el mundo sabe que con series como las citadas anteriormente nos hacen creer el mayor fraude de la historia, apoyando sus tesis con innumerables fotos y documentos trucados”.  

Para la representante de Iniciativa y diputada autonómica del grupo Compromís Mireia Mollà esta declaración “es razón más que suficiente para que no pueda ser dirigente de un partido que reclama para sí la democracia, el respeto y la dignidad de todas las personas.”

Actitud intolerable

“Esta sola afirmación -recalca- es delictiva en Alemania y desde un punto de vista de los principios generales del derecho, atendiendo a la Carta de los Derechos Humanos y al sentido común es una actitud intolerable que debería ser penado”.  

Por ello, Iniciativa reclama al presidente regional del PPCV, Francisco Camps, “o quien corresponda que lo cese inmediatamente, porque Asencio es alguien que nunca debería haber sido representante en una institución democrática, entre otras razones porque nunca se ha retractado de tales afirmaciones”, observó Mollà.

Para la integrante de Iniciativa “la deriva antidemocrática del PP de la Comunitat valenciana hace que hayan elegido a un nuevo Secretario general cuya tradición está enraizada en ideologías no solo antidemocráticas sino genocidas”.

______________________________________________________

Denunciado y deshonrado… por expresar sus ideas. ¿Un crimen? En una supuesta democracia como en la que vivimos, al menos no debería. ¿Dónde quedan aquellas hermosas premisas de libertad de expresión y pensamiento consideradas pilares de una democracia? Nos hallamos ante una gran paradoja.

No es la primera vez que ocurre, ni será la última en este hipócrita mundo, que una persona es atacada y demonizada por parte de aquellos defensores de la “libertad de expresión”, por el hecho de haber dicho algo contrario a la mentalidad impuesta al vulgo. Y claro, como a la gran masa algún día se le introdujo en la cabeza una idea, si ahora viene alguien a rebatirla (o simplemente con la intención de investigar sobre su supuesta veracidad), no cabe duda que ese pobre desgraciado será cruelmente ultrajado por los grandes inquisidores del sistema hasta conseguir que el populacho asocie su nombre e imagen a la del mismísimo Satán, si bien dicha asociación mental no surtió efecto en el mismo acto de haber pronunciado sus “tan punibles” palabras.

Son muchos ya los que tienen ‘colgado el san benito’ de “enemigos de la democracia y la libertad de expesión” gracias a la imagen que ofrecen los medios de desinformación. David Irving, Mahmud Ahmadineyad, o ahora César Augusto Asencio son ejemplos de la influencia que tiene el sistema en la mentalidad popular, siendo vistos como unos “grandes males de la sociedad” o “una gran representación de peligro”, por el hecho de haber cuestionado el holocausto. Por haber pronunciado unas palabras desde su “libertad”.

¿Cómo se puede catalogar a esta mentalidad global de tomar algo como verdadero simplemente porque así es y no admite discusión? De dogmatismo, enemigo acérrimo de la democracia en su teoría, pero realmente sustentador de ella.

El holocausto judío en la Alemania nacionalsocialista, independientemente de que se hubiese producido o no, es utilizado hoy en día por el Sión como pretexto de invadir una tierra ajena y realizar, de igual manera que supuestamente a ellos se les hizo, el genocidio de un pueblo inocente.

Da la impresión de que la idea general de que ese holocausto tuvo lugar atiende a necesidades políticas y económicas más que a un intento de conocer la verdad histórica.

Desde este blog, no vamos a posicionarnos ni de un lado (los que afirman con rotundidad que el holocausto sucedió), ni de otro (de los que lo niegan). Lo único que se debería defender es una investigación veraz sobre dicho acontecimiento histórico, que se revise para llegar a unas conclusiones fundamentadas en la verdad y así poder escribir correctamente la Historia. Para ello, habría que abandonar todo tipo de postura intransigente y dogmática para limitarnos a ver, de una vez por todas, las cosas de manera ojetiva. Las verdades no se forman por convenio, sino por un razonamiento.

Porque una cosa sí que es cierta: la Historia la escriben los vencedores.

Anuncios

El ‘caso Gürtel’ y su hedor judío

MADRID, 6 Oct. (EUROPA PRESS)

El empresario Alejandro Agag, yerno del ex presidente del Gobierno José María Aznar, aparece en las anotaciones contables de la ‘caja B’ de las empresas de Francisco Correa, cerebro de la trama ‘Gürtel’, junto a otras personas como Alvaro Pérez, Gerardo Galeote, Ricardo Galeote y ‘L.B.’.

El nombre del que fuera asesor de Aznar aparece en las anotaciones que realizó José Luis Izquierdo López, empleado de confianza de Correa y de Pablo Crespo, ‘número dos’ de la trama, para controlar el dinero existente en la ‘caja B’ de las empresas.

Así se desprende de un informe elaborado por la Unidad Central de Delincuencia Económica y Fiscal de la Policía Nacional sobre la participación de cargos públicos en las actividades de Francisco Correa, que forma parte del sumario del “caso Gürtel” que se tramita en el Tribunal Superior de Justicia de Madrid.

La lista con las personas físicas y empresas relacionadas con la Caja B salió a la luz tras la detención de Izquierdo López, quien en sus declaraciones a la Policía confirmó que el sistema de archivo de los apuntes contables lo realizó él mismo para llevar un control de los mismos y poder dar cuenta a Pablo Crespo de la situación.

El empleado de Correa explicó que, para este control, había abierto una cuenta por cada persona física, jurídica o evento de los que tuviera que realizar alguna anotación contable.

Alejandro Agag aparece en esta lista junto a Alvaro Pérez, Antaine Sánchez, Alberto López Viejo (ALV), Arturo González Panero, Gerardo Galeote, L.B., Ricardo Galeote, Benjamín Martín, Ginés López, F.Torres, Jacobo Gordon, Luis López Salvador, Milagros Zapatero, Pablo Crespo, Pau Collado, Araceli, Rocío y Sabio Martine.

También están recogidas las personas jurídicas Inversiones Kantamani, Rustfield, Windrate, Begar, Orange Market, Caroki, Easy Concept, De Miguel Abogados, Montalbo, Osiris, TCM y Teconsa. También aparecen cuentas individualizadas de distintos eventos, como actos de nuevas generaciones, diversas campañas electorales, congresos y convenciones.

En su declaración a la Policía, Izquierdo López manifestó que ese sistema de anotación de apuntos correspondía a pagos realizados con el dinero de la ‘caja B’ existente en las oficinas de la calle Serrano de Madrid, donde se encontraba el centro de decisión del conglomerado empresarial creado por Correa.

Según explicó, los datos de los apuntes se los facilitaba directamente Pablo Crespo. La caja, indicó, se nutría de dinero entregado por Crespo, Javier Nombela (de Easy Concept Comunicación)) y Alvaro Perez (de Orange Market), o de efectivo recogido de cajas de seguridad a las que tenía acceso.

______________________________________________________

Ya no hace falta irse tan lejos, a Estados Unidos, para empezar a ver estigmas de corrupción judía en los ámbitos político y empresarial.
La influencia del lobby judío ya se ha manifestado incluso en nuestro propio país, más concretamente en la trama de corrupción del Partido Popular. Y éste no es un hecho aislado, porque, aunque más discretos que los judeoamericanos, en España existe un gran colectivo de judíos que se encuentran repartidos entre la banca, la justicia y la construcción. Cabe citar al magnate Marc David Rich, al empresario Mauricio Hatchwell, al político Enrique Múgica (ex ministro de justicia con el PSOE), los propietarios de la cadena ‘Mango’ Nahman e Isak Andic, Alberto Benasuli (autor de las leyes contra en antisemitismo actualmente vigentes en el Código Penal), o el ahora conocido empresario por el programa de la Sexta ‘el aprendiz’, Luis Bassat.