Se disuelve la coalición que gobierna en Holanda

La Inquisición. Redacción propia. | 20 de febrero de 2010

La coalición que formaron los partidos democristiano, laborista y la Unión Cristiana en Holanda para gobernar se ha disuelto como consecuencia de la imposibilidad de llegar a un acuerdo sobre si aceptar o no una propuesta de la OTAN de aumentar la presencia militar holandesa en la ocupación estadounidense de Afganistán.

Jan Peter Balkenende (democristiano), primer ministro holandés, anunció la disolución del gabinete y hoy sábado se lo comunicará a la reina Beatriz.

La crisis gubernamental se debe a la oposición de los laboristas y de la Unión Cristiana a atender la petición de la OTAN de enviar refuerzos para la ofensiva que actualmente tiene lugar contra los núcleos talibanes en territorio afgano. Por su parte, los democristianos defendían la idea de aumentar la participación holandesa en la ocupación, tal y como había pedido la Alianza Atlántica.

El líder laborista y viceprimer ministro dejó claro ayer en un debate de urgencia en el Parlamento que su partido no aceptará la propuesta de la OTAN para que las tropas continúen un año más en el país asiático. Por su parte, el secretario general de la OTAN, Anders Fogh Rasmussen, había pedido días atrás que Holanda siga en Afganistán hasta agosto de 2011.

“Como jefe de este Gobierno, he comprobado que no había un camino fructífero para que este gabinete continúe trabajando”, indicó el primer ministro tras una reunión de 16 horas que no logró salvar la coalición tripartita, a la vez que defendía que Holanda debe cumplir su “responsabilidad” de cara a las exigencias de la OTAN.

Holanda tiene actualmente 1.800 soldados destacados en Afganistán.

Fuente: 20minutos, El Mundo.

La verdad del Tratado de Lisboa

Las élites políticas europeas se proponen acabar con la soberanía de cada país que ratifique el Tratado de Lisboa en favor de crear una Europa uniforme y mercantil, despreciando la autonomía de cada pueblo y centralizando el poder en Estrasburgo.

El referéndum a favor de la Constitución Europea fue rechazado hace pocos años por países como Holanda o Francia, que consiguieron que no saliera adelante. Ahora tenemos un nuevo intento de los políticos de hacerse con el control absoluto de los países de la Unión Europea, dado que este Tratado de Lisboa es un disfraz que se ha puesto a la anterior Constitución Europea que afortunadamente nunca llegó a establecerse.

Irlanda es de los pocos países donde se ha sometido a referéndum el tratado en vez de ignorar la opinión popular y establecerlo sin preguntar. Los irlandeses han dicho sí, tras haberlo rechazado hace año y medio rotundamente, gracias a que los políticos se han aplicado bien en tergiversar la verdad sobre dicho tratado manipulando así el voto de los ciudadanos.
Es decir, para un país en el que dejan expresarse al pueblo sobre si aceptan o no el tratado, tras haberlo rechazado una vez lo repiten para conseguir así su aceptación a través de la mentira que infunden los políticos a los ciudadanos.
A este paso, si se consigue establecer dicho tratado, Europa acabará sumida en las garras de quienes no respetan la autonomía de cada pueblo, su soberanía propia; de quienes intentan acabar con toda la cultura y la tradición del viejo continente, dejando un estado uniforme y sin identidad; y de quienes, carentes de escrúpulos, utilizarán su poder no para gobernar a favor del pueblo, sino para sacar beneficio propio a costa de los europeos.

No, no es esta la Europa que queremos. NO AL TRATADO DE LISBOA.