El ‘lobby’ judío cada vez más fuerte en Bruselas

Redacción: Tribuna de Europa – 23/08/2010

TdE/La influencia de Israel en Europa se ha multiplicado en los últimos años enormemente.

La influencia de Israel y sus lobbies (grupos de presión) ha crecido enormemente y están fuertemente afianzados en Bruselas –y en otras capitales europeas-. Su intención es incidir no sólo en la política de la UE hacia Oriente Próximo sino también en la de los distintos países europeos por separado, especialmente respecto al conflicto palestino-israelí e Irán, así como en términos económicos que les resulten más beneficiosos a nivel internacional.

American Jewish Committtee (AJC), fue la madre de la idea de crear un lobby judío en Bruselas. Una controvertida organización sionista integrada en el poderoso lobby judío de EEUU, que abrió oficina propia en Bruselas en 2004 con la misión específica de trasladar a la UE los mecanismos de presión de Washington.

Pero el AJC no es el único grupo de presión judío que ha abierto oficinas en Bruselas. En los últimos años lo han imitado el European Jewish Congress y B’nai B’rith. Además, se ha creado European Friends of Israel, una alianza formada por eurodiputados de casi todas las tendencias.

Desde su llegada a Bruselas, el AJC, que está considerado el brazo ejecutor de la política exterior de la comunidad judía americana, mantiene reuniones semanales con altos funcionarios de la UE, jefes de Estado o de Gobierno y ministros de los 27 que por razones de trabajo tienen que pasar por Bruselas.

Jeff Blankfort, judío estadounidense que ha denunciado la manera de trabajar del lobby judío en EEUU y en Europa, ya dijo en 2006 que la política europea estaba perdiendo autonomía ante Israel y que, de defender a los palestinos y combatir la ocupación, se estaba pasando a defender todos los postulados israelíes.

El AJC también fundó en 2004 el Transatlantic Institute (TAI), un think tank cuyo director, el italiano Emanuele Ottolenghi, que estudió en la Universidad Hebrea de Jerusalén, impulsa publicaciones agresivamente proisraelíes que están en línea con los postulados de los pensadores del movimiento neocon que arropó a George Bush.

El lobby judío europeo, como el norteamericano, no hace ascos a los apoyos que recibe de sectores liberales e incluso, aunque menos, de sectores de izquierda. En la gala inaugural del TAI, celebrada en Bruselas en febrero de 2004, intervinieron como oradores principales el entonces jefe de la política exterior europea, Javier Solana, y la ministra de Exteriores de España, Ana de Palacio.

El lobby se protege a sí mismo de cualquier crítica indicando que su objetivo primordial es combatir el antisemitismo. En este sentido, ha sugerido a los ministros de Educación europeos que creen un currículo unificado contra el antisemitismo y también ha tratado de que los 27 contraigan el compromiso de crear una política policial común con respecto al antisemitismo.

Luego hay “patriotas” que se posicionan al lado del sionismo, increíble, pero cierto por más que algunos se empeñen en negarlo.

Fuente: Tribuna de Europa.

__________________________________________________

Nota del blog: Como afirma este excelente artículo, la infiltración del Sionismo en las más altas instituciones occidentales provoca que éstas tiendan a alinearse con Israel cuando, en realidad, dicha nación no se corresponde en ningún aspecto con Europa. Sin embargo, este hecho forja una imagen de Europa hacia el mundo islámico errónea, generando un terrorismo que si bien por esto no debería existir, sirve a los intereses neoconservadores a la hora de tener una “excusa” que legitime sus intervenciones imperialistas.

Israel en sí es una nación insignificante. Es un terruño de 7 millones de habitantes (bien situado, sí) pero el poder que ejerce en la esfera geopolítica internacional es desproporcionado comparado con su verdadero ser. En realidad, este gran poder mana de la influencia sionista en los altos cargos estadounidenses y europeos. Al hablar de Israel, no se debe considerar sólo a Israel, sino a toda una red de influencia y presión de los lobbies sionistas en occidente (AIPAC, AJC, COP, etc.) que hacen poner al servicio del Sionismo a las naciones más poderosas del planeta. El artículo de Manuel Freytas, “El poder oculto: de donde nace la impunidad de Israel“, evidencia el control que tiene el Sionismo sobre todo Occidente, que va desde el control de multinacionales y medios de comunicación de masas hasta, como se ha dicho aquí, las más altas instituciones gubernamentales y militares de Europa y EE.UU.

Y, sin embargo, este poder queda para la gran mayoría oculto tras un telón espeso. La fuerza moralizadora que se impone a Occidente surge de un lugar invisible, bien disimulado. La mayoría de europeos creen que la información que se les vierte acerca del conflicto entre el pueblo palestino y el Sionismo brota de la imparcialidad de unos periodistas y redactores que para nada están al servicio de Sión. Así Israel tendrá el visto bueno norteamericano y europeo ante su genocidio particular. No obstante, esta percepción de aleja de la realidad, y esto es debido a que no se tiene constancia de ése poder oculto.

Si existe un verdadero peligro para nosotros, para nuestra libertad, un terrorismo global al que combatir: éste es el Sionismo. Todo lo demás no es más que una consecuencia derivada de su existencia, y los problemas solo se solucionan atacándolos de raíz.

Anuncios

Día del Holocausto

JERUSALÉN (NOVOpress) – Hoy 27 de Enero se conmemora en todo el mundo el Día del Holocausto. Miles de actividades están programadas por la comunidad judía internacional, y como no podía ser de otro modo, al parecer, por los “goyim” de todo el orbe.

Sin entrar en el revisionismo histórico, tan necesario en estos días donde la propaganda y la manipulación informativa son el principal arma de guerra, resulta especialmente relevante como el holocausto sirve a los judíos como arma política que justifica cualquier tipo de barbarie cometida, como sancta sanctórum hebreo.

En efecto la “Shoah” actúa como licencia plenipotenciaria para hacer y deshacer lo que al Estado de Israel convenga.

La ocupación de los territorios palestinos, la realización de crímenes de guerra y contra la humanidad (por ejemplo en el último conflicto de Gaza, donde morían 100 palestinos por cada judío), el mantenimiento del grupo de sicarios y terroristas que es el Mossad (atentado de la AMIA, el asesinato de los “responsables” del Septiembre Negro, de Gerald Bull, de Ahmed Bouchiki y su esposa embarazada o de numerosos militares alemanes), es totalmente disculpable, por que en la lógica judía ellos son las víctimas.

Siguen adoptando, de manera deliberada, el rol de perseguidos por que es una buena justificación y excusa ante las tropelías que cometen en nombre de Israel. Toda actuación israelí tiene en mayor o menor medida una ligazón con el holocausto.

No falta, además, la dosis de holocausto en los medios de comunicación. Reportajes, visitas a campos de concentración, actos de recuerdo, testimonios, testigos, nietos de testigos, amigos de los nietos de los testigos salpican día a día las páginas de la prensa internacional en una eficaz acción de lobbing, que repite medias verdades y hacen que el Estado de Israel sea visto como una víctima en lugar del verdugo que es, en donde no falta la responsabilidad de la progresía de izquierdas y derechas europea, que se suma a este circo de la “Shoah” por que “deben” estar al lado de las “víctimas” ya que “Europa es culpable”.

Denunciar esta utilización interesada supone, ipso facto, la calificación de  poco menos que monstruo genocida, pero llegará un momento en que el uso y abuso del Holocausto pasará factura a Israel y por ende a la comunidad judía y se tendrán que revisar muchos conceptos y aspectos de la historia más reciente.

http://es.novopress.info/5033/dia-del-holocausto/