Argentina solicita a la ONU que invite al Reino Unido para negociar sobre las Islas Malvinas

El ministro de Relaciones Exteriores de Argentina, Jorge Taiana, solicitó al secretario general de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), Ban Ki-moon, que interponga sus buenos oficios para invitar al Reino Unido a la mesa de negociaciones sobre las Islas Malvinas.

Debido al aumento de las tensiones entre Argentina y el Reino Unido por el inicio de exploración británica de petróleo en las disputadas islas, el canciller argentino se reunió ayer con Ban Ki-moon para tratar de sentar al Reino Unido en una mesa de negociaciones y discutir sobre el futuro de las Malvinas (Falkland).

“Hemos encontrado la mejor disposición en el secretario general. Hace su esfuerzos y esperemos todos que finalmente el Reino Unido, que tiene altas responsabilidades como miembro permanente del Consejo de Seguridad, acepte que hay que cumplir las resoluciones y se siente a negociar”, declaró Taiana al término de su encuentro con el secretario general de la organización.

El ministro no precisó si Ban Ki-moon realizará alguna gestión en particular para propiciar el diálogo entre Buenos Aires y Londres.

“Hay que dejar que haga su rol de buenos oficios, tiene claro su mandato y lo va a desarrollar de la manera más útil que entienda se pueda hacer”, señaló al tiempo que expresó su “confianza” en la buena voluntad del secretario general de la ONU.

El portavoz de la ONU, Martin Nesirky, expresó antes del encuentro con Taiana el deseo del secretario general de “escuchar” los reclamos argentinos, pero puso en duda el que se pueda abrir una mesa de negociaciones si el Gobierno británico mantiene la postura de no discutir su soberanía sobre las islas.

“La ONU siempre está dispuesta a mediar, pero hay una condición, y es que para mediar debe haber dos o más partes”, observó.

El Reino Unido, que ocupa las Malvinas desde 1833, y Argentina se enfrentaron en una guerra por la soberanía del archipiélago en 1982, conflicto en el que murieron 255 militares británicos y más de 650 argentinos.

Extracto de: RIA Novosti

Anuncios

Chávez pide al Reino Unido que devuelva las Malvinas a Argentina

Deutsche Welle | 19 de febrero de 2010

El presidente de Venezuela, Hugo Chávez, instó hoy a Inglaterra a devolverle las islas Malvinas al pueblo argentino y sugirió que el interés del Reino Unido reside en las reservas de petróleo del archipiélago.

“¿Hasta cuándo Inglaterra pretenderá romper el derecho internacional, romper con todo? ¿No se da cuenta Inglaterra, el Reino Unido, que está violando el derecho internacional, que está violando los principios básicos de la geografía, de la historia, del tiempo y el espacio? Váyanse de ahí, devuélvanle las Malvinas al pueblo argentino. Ya basta de imperios”, señaló.

Chávez dijo que habló por teléfono con su colega argentina Cristina Fernández de Kirchner, con quien comentó el asunto con motivo de su cumpleaños. En una reunión con el gabinete en la sede del gobierno, bromeó diciendo que Fernández “ya llegó a los 30 años”.

“Ahora la presidenta ha emitido un decreto tomando medidas, restringiendo todos esos derechos que se abroga el antiguo imperio inglés. Ah, petróleo. La flota inglesa que se movió en 1982 para las Malvinas sabía lo que estaba haciendo. Ahí hay petróleo, ahí hay gas, en torno al archipiélago”, señaló.

Al dirigirse a sus colaboradores, el mandatario dijo: “Imagínense que nosotros tenemos la reserva de petróleo más grande del mundo.”

“A los ingleses se les acaba el petróleo del Mar del Norte, se les agota y no consiguen más reservas. Andan desesperados, los yanquis también están desesperados, no tienen más reserva, cada vez están discutiendo que si van a explorar en las costas a no sé qué profundidad, que si van a buscan nuevas tecnologías. En cambio, aquí tenemos esta gigantesca reserva en la Faja del Orinoco”, indicó sobre el reservorio de crudo pesado en el oriente del país.

Chávez recalcó que para la defensa de esta reserva es necesario un plan de defensa integral para aumentar la capacidad defensiva militar.

Extracto de: DW