La Reforma Constitucional: un instrumento al servicio de la Banca

Tribuna de Europa – 18/09/2011

La reforma constitucional no sólo bloquea cualquier intento futuro de rechazo de la deuda pública española; pues, independientemente de haber sido contraída de espaldas a los intereses del pueblo español, impedirá catalogarla como deuda odiosa, como bien se hizo en Islandia, donde el ex Primer Ministro, Geir Haarde, es juzgado por negligencia en la crisis de 2008.

La reforma constitucional no es cierto que se haga para regular los techos de gasto y el déficit, como han desinformado los políticos y medios de comunicación siervos de la banca. Pues nos encontramos como el Tratado de Maastricht que fija un límite máximo de déficit del 3% y los Presupuestos Generales del Estado fijan el techo de gasto público anualmente en base los ingresos previstos. ¿Qué sentido tiene, entonces, una nueva ley que fije un techo de déficit y uno de gasto?

La explicación la podemos encontrar en que en el concurso de acreedores en el que se encuentra el Estado de manera encubierta, los bancos desean tener prioridad en el cobro. Y la reforma constitucional es la única manera de que tal medida tenga efecto retroactivo. El Estado le debe mucho dinero a miles de empresas. Deudas anteriores a las contraídas estos dos últimos años con los bancos. Y gracias a la reforma constitucional, estos tendrán prioridad en el cobro.

Pero esta subordinación de la clase política no debería cogernos por sorpresa. Pues persigue los mismos objetivos que las últimas modificaciones de la Ley Concursal española que priorizan el cobro de las deudas a los bancos a las de otros acreedores.

Por lo anteriormente expuesto, podemos denunciar que con la aprobación de la reforma los especuladores contra España se salen con la suya y que la clase política delinque al despenalizar el expolio a los españoles.

Fuentehttp://www.tribunadeeuropa.com/?p=9302

Nota del blog: Y no olvidemos la hipocresía de la casta política al no someter dicha reforma a referéndum. Si se jactan de que ese desecho llamado Constitución se aprobó en una consulta popular lo menos que cabría esperar es que su modificación pase por un mismo trámite. ¿Dónde queda esa democracia de la que tanto se habla?

 

 

 

 

 

Ejércitos privados: el negocio de la guerra

La Inquisición – 17/09/2011

En un mundo que tiende al anarcocapitalismo, los estados soberanos pierden cada vez más autonomía, competencias y poder a favor de que éstos recaigan en los grandes capitales, que los adquieren a precios muy por debajo de su valor real. Las guerras ya no atienden a intereses nacionales ni populares, sino a intereses de mercado. La guerra, hoy en día, es un negocio perpetrado por las grandes multinacionales para sacar provecho del sufrimiento humano y de la miseria planificada. Desde empresas que reconstruyen lo destruido hasta otras que ofrecen nuevos productos a una población masacrada, todas disfrutan de un público bien necesitado al que explotar y/o vender artículos. Así, la guerra se ha convertido en un factor más necesario para la persistencia del capitalismo. Constituye una parte intrínseca de él y mientras éste no se destruya, las guerras seguirán surgiendo como si de un acontecimiento natural más de tratase.

Concretamente, nos vamos a centrar en un tipo de empresa de las muchas que se aprovechan de la desgracia humana para sacar provecho: las empresas de contratistas privados, o mercenarios. Se trata de empresas como cualquier otra, con sus oficinas y su sede fiscal, llegando incluso a cotizar en bolsa.

La participación de ejércitos privados en las guerras contemporáneas ha crecido exponencialmente. La implicación de compañías de mercenarios en la guerra de Irak evidencia esta denuncia. Son varias compañías de este tipo las que operan en suelo irakí -36- empleando a miles de mercenarios -25.000 en el año 2005-, la mayoría veteranos de guerra con una magnífica formación militar.

Logo de Blackwater

Estas empresas privadas sustituyen así a los ejércitos regulares de cada nación, lo que supone una serie de ventajas considerables de cara a la labor desinformativa que ejercen los massmedia sobre las guerras neocolonialistas. Una de esas ventajas es que su banda de acción es ilimitada al no estar regidos por las leyes internacionales que controlan a los ejércitos regulares, de tal manera que estos mercenarios pueden cometer cualquier tipo de exceso saliendo impunes. Otra de las ventajas es que el número de mercenarios que mueren en la guerra nunca se verá reflejado en las listas oficiales de fallecidos del gobierno ocupante, pues pertenecen a empresas privadas y no al ejército regular, así que su muerte puede ser tratada como un accidente laboral más, sin llegar a considerarse que han sido muertes en el marco de un conflicto bélico. De esta manera el gobierno que procedió a la invasión no sufrirá el desgaste de popularidad que se merece al desinformar sobre el número real de muertes. Además, un contratista privado cobra aproximadamente tres veces más que un soldado regular, lo que genera una tendencia por parte de los soldados a alistarse antes en este tipo de empresas que en el ejército nacional.

Con todo esto, muchas veces las autoridades locales de los países ocupados consideran a los mercenarios en un mismo estatus que los soldados regulares.

Hablando ahora de nombres propios, las empresas que se dedican a estas actividades, por poner algunos ejemplos, son: Executive Outcomes, Sandline Kroll Aegis, Triple Canopy, Control Risks, Armor Group y Blackwater. La mayoría son estadounidenses y británicas, siendo Londres la mayor sede de empresas militares privadas.

Ésta última, Blackwater, estadounidense, ha protagonizado varios acontecimientos reprobables, como una masacre que tuvo lugar en pleno centro de Falujah. El gobierno irakí incluso llegó a retirar la licencia a Blackwater para actuar en su territorio. Sin embargo, Blackwater USA cambió su nombre por el de “Xe” con el fin de limpiar su imagen tras estos hechos.

Estas empresas generan alrededor de 150.000 millones de dólares anualmente, lo que pone de manifiesto la rentabilidad de la guerra para este tipo de industria de la muerte y la destrucción. La mayoría de esos ingresos proceden de los gobiernos estadounidense y británico, además de los servicios secretos de estos dos países (CIA y MI6, respectivamente). Por su parte, empresas de extracción de petróleo y diamantes también solicitan sus servicios, aunque constituyen una menor fuente de ingresos comparado con lo que facturan por su presencia en Irak y Afganistán. Cabe decir que un 20 % del presupuesto para la reconstrucción de Afganistán está destinado a las empresas de seguridad privada.

La guerra es negocio y el capitalismo necesita de ella para persistir.

Ex-Jefe de la Inteligencia pakistaní: “El 11-S fue obra de los NeoCons”

Ya que esos días hemos estado conmemorando el décimo aniversario de la masacre neoyorquina, dejo aquí un vídeo de otra personalidad que atribuye los atentados a un trabajo interno, el general Hamid Gul. Son muchas las bocas que hablan, pero desde luego ni la televisión ni la radio darán soporte a que se oigan esas voces. Seguirán intentando estimular el uso el cerebro reptiliano de la audiencia en vez de la parte racional y crítica de la cabeza, haciendo énfasis en la tragedia en sí y repitiendo orwellianamente las imágenes de las colisiones y los derrumbamientos una y otra vez. Nunca enfocarán el asunto desde una perspectiva global, nunca indagarán en los intereses ni las implicaciones socioeconómicas de esta barbarie. No vaya a ser que alguien se de cuenta de lo evidente.

Nada nuevo para nosotros en las declaraciones de este hombre.

La peor dictadura es la de la mentira

JOSÉ MORALES. 20.08.2010 | 20 minutos – Carta de los lectores

Las bromas son habituales, hasta pueden ser sanas. Mentir, no. Engañar a una persona es ir directamente contra su dignidad. Y engañar públicamente es burlarse, o intentarlo, de la mayoría de la gente. ¿Es posible quedarse impasible ante los engaños? Conformarse con la mentira no es sólo descubrirla ante nosotros sin inmutarnos. Conformarse es no tener espíritu crítico, no reflexionar. Es leer indefectiblemente el mismo periódico siempre, ver el mismo telediario siempre, consultar en las mismas webs siempre.

Se puede decir entonces que una persona así es esclava de la mentira, porque no busca, no compara, se fía de una sola fuente, cuando la realidad es bastante compleja y necesitamos de puntos de vista variados. Fiarme de mi madre, de mi cónyuge, de mi amigo, es lógico. Sería la vida muy dura sin confianza. Pero fiarme de los medios es lógico sólo a medias. Cada uno tiene su punto de vista y yo debo buscar lo objetivo. Nos hace libres la verdad y es nuestra responsabilidad buscarla. La peor dictadura es la de la mentira.

Fuente: 20minutos.

Extraña cobertura mediática a la reunión Bilderberg 2010

Se tiene constancia de que el Grupo Bilderberg existe desde 1954, cuando celebró su primera reunión, y desde entonces hasta este año la existencia de este club ha pasado desapercibida ante la opinión pública gracias al ejercicio de omisión de información que ha llevado a cabo toda la esfera mediática.

Sin embargo, en este 2010 no ha quedado un medio sin cubrir la reunión de los Bilderberg en Sitges: periódicos, radio y televisión han decidido unánimemente dar a conocer al público la existencia de esta oscura asociación cuyo objetivo es decidir el futuro del mundo a espaldas de la voluntad popular. Después de 50 años de ocultación, en los cuales solo unos pocos “conspiranoicos” se han percatado de la realidad del Grupo Bilderberg, el cuarto poder ha decidido destaparlo con una cobertura sin precedentes, afirmando a su vez -sin tapujos- que en sus filas cuentan con personalidades muy diversas cuyo único común denominador es el gran poder que poseen. Incluso, en algunos medios se ha llegado a sentenciar que su actividad dista mucho de realizarse como un verdadero ejercicio democrático, pues todas las decisiones que toman allí no cuentan ni con apoyo popular ni van dirigidas al beneficio social, amén de llevarse a cabo de manera secreta y siempre oculta.

¿A qué se debe, después de medio siglo de silencio, que todos y cada uno de los medios hayan dado semejante cobertura a una reunión de los Bilderberg?

Diversos teóricos de la conspiración apuntan a que se trata de una especie de “presentación” de un nuevo gobierno mundial de cara al público, que se ha realizado de manera voluntaria en aras de darse a conocer para completar su labor. Otros afirman que esta “presentación” no ha sido voluntaria -ni mucho menos-, sino obligada tras la creciente oposición popular a este tipo de asociaciones ocultas. Así, de esta manera, dándose a conocer ya no seguirían en las sombras y no se les podría acusar de ello.

Sea como sea, lo que es evidente es que esta cobertura mediática ha sido premeditada y tiene un objetivo. Una organización cuyo encubrimiento ha sido respetado durante más de 50 años y que de repente se desenmascara suscita más de una sospecha. Para colmo, se ha revelado el carácter de su actividad (aunque no se han dado excesivos nombres propios de sus miembros) llegándose a afirmar que su objetivo es el dominio mundial a espaldas del pueblo.

Esto parecería algo suicida. Nadie en su sano juicio daría a conocer sus pretensiones máxime cuando lo hace delante de sus víctimas, en este caso, toda la humanidad. De ella se esperaría una reacción de resistencia ante una organización de poderosos que pretenden decidir su futuro a sus espaldas.

Pero no. Nunca se daría dicha reacción. Eso los Bilderberg lo saben, y por ello han salido a la luz sin ningún temor. El supino nivel de aborregamiento de la sociedad occidental permite a cualquiera manifestarse en contra de la libertad y de todo tipo de autonomía humana sin que absolutamente nada ni nadie se oponga a él. Pueden decir que a partir de mañana la humanidad será esclava de unos pocos y la masa lo aceptará. De hecho, es algo que se está produciendo paulatinamente y nadie lo combate (recorte de salarios, supresión de derechos y libertades, ampliación de horas laborales, retraso de la edad de jubilación, negación de subsidios básicos, imposición de valores, manipulación informativa…).

¿Hasta cuando?

Quizá, cuando estemos todos comiendo mendrugos de pan del suelo, sin trabajo, sin hogar, y sin ningún derecho básico; tomaremos conciencia sobre la situación y nos empezaremos a replantear todo. O, por otra parte, cuando nos encontremos en esa situación, podríamos estar culpándonos ingenuamente a nosotros mismos por todo lo que pasara, por no haber podido sustentar el capitalismo y consumir, consumir, consumir, como ellos nos decían. Nos sentiríamos responsables de nuestra situación, y sí, lo seríamos, pero no precisamente por no habernos subordinado más a su voluntad. Sin embargo, eso pensaríamos. Para ello nos han educado. Lo han conseguido. Ya les pertenecemos.

Los límites de la libertad de expresión en EE.UU.

RT

¿Cuál es el límite entre traicionar la seguridad nacional e informar al pueblo sobre cómo está trabajando su propio gobierno? A James Risen, corresponsal sobre temas de seguridad nacional para el New York Times, le obligan a revelar sus fuentes o terminar tras las rejas.

En 2006 publicó un libro donde ventila varias operaciones del servicio de inteligencia estadounidense para frenar el programa nuclear iraní. Ahora, las autoridades le recomiendan  abstenerse rigurosamente de hacer entrevistas sobre el tema.

Según otro corresponsal del New York Times, este asunto ya fue litigado. El colega de Risen notó que el caso pasó por varios juicios durante el gobierno de Bush y la nueva administración de Barack Obama parece seguir el mismo rumbo. Lichtblau hizo una serie de sensacionales revelaciones, incluyendo el programa de escuchas injustificadas de la administración de Bush. Confiesa que la confidencialidad es clave en su trabajo ya que sus informantes arriesgan su vida revelando lo que ocurre tras bambalinas.

Lichtblau comparte el punto de vista que existe en el mundo del periodismo: los periodistas que hablan sólo de lo que les dice el gobierno pierden su independencia y su papel para ofrecer una información imparcial como supervisores del mismo.

La lucha de Obama contra las filtraciones de información fue aplaudida por la mayoría de los partidarios del secretismo en los asuntos gubernamentales; incluso ellos se sorprendieron.

Para el escritor Gabriel Schoenfeld resulta muy sorprendente que la administración de Obama, al llegar al poder, reclamara más transparencia en el gobierno pero, al mismo tiempo, adoptara decisiones inesperadas en cuanto a la difusión de la información secreta.

Mientras tanto, Obama, con una nueva ley en la mesa, posiciona a los Estados Unidos como un centinela de la libertad de expresión en el mundo.

Así, están poniendo atención a cómo  están operando otros gobiernos.

Bajo esta situación solo una cosa permanece confusa: si el departamento de Estado va a prestar atención a sus propios asuntos, o seguirá forzando a los periodistas estadounidenses a escribir solo lo que quiera.

Probablemente no habría discusiones sobre los abusos de Guantánamo o las cárceles secretas de la CIA si no se hubiera filtrado la información, pero la presión continúa. Hay que recordar además que la prensa no sería necesaria si sólo informa sobre las cosas disponibles para el público en general.

Extracto de: RT

POR LA LIBERTAD EN INTERNET. NO A LA CENSURA.

La Inquisición, hoy 19 de marzo de 2010, se suma a la iniciativa de otros blogs que publican un manifiesto en contra de la “Ley de Economía Sostenible”, más popularmente conocida como “Ley Sinde”, que se aprobará hoy en el Consejo de Ministros que tiene lugar en Sevilla. En virtud de esta ley, quedarán cerradas varias páginas web en tan solo cuatro días, lo que supone uno de los mayores actos de censura que ha visto jamás este sistema mal llamado democrático. Por ello, desde este blog aportamos nuestro granito de arena para imposibilitar, en la medida en que podamos, que esta ley totalitaria salga adelante, y mostrar el descontento generalizado que existe ante este farisaico y dictatorial des-gobierno “socialista”.

Sin embargo, parece inevitable que la ley salga adelante. Pero es necesario crear conciencia sobre la actitud de esta clase política que cada vez nos suprime más y más nuestros derechos y libertades, bajo un manto hipócrita de justicia.Eneko/20minutos.es

Ante la inclusión en el Anteproyecto de Ley de Economía sostenible de modificaciones legislativas que afectan al libre ejercicio de las libertades de expresión, información y el derecho de acceso a la cultura a través de Internet, los periodistas, bloggers, usuarios, profesionales y creadores de internet manifestamos nuestra firme oposición al proyecto, y declaramos que:

  1. Los derechos de autor no pueden situarse por encima de los derechos fundamentales de los ciudadanos, como el derecho a la privacidad, a la seguridad, a la presunción de inocencia, a la tutela judicial efectiva y a la libertad de expresión.
  2. La suspensión de derechos fundamentales es y debe seguir siendo competencia exclusiva del poder judicial. Ni un cierre sin sentencia. Este anteproyecto, en contra de lo establecido en el artículo 20.5 de la Constitución, pone en manos de un órgano no judicial -un organismo dependiente del ministerio de Cultura-, la potestad de impedir a los ciudadanos españoles el acceso a cualquier página web.
  3. La nueva legislación creará inseguridad jurídica en todo el sector tecnológico español, perjudicando uno de los pocos campos de desarrollo y futuro de nuestra economía, entorpeciendo la creación de empresas, introduciendo trabas a la libre competencia y ralentizando su proyección internacional.
  4. La nueva legislación propuesta amenaza a los nuevos creadores y entorpece la creación cultural. Con Internet y los sucesivos avances tecnológicos se ha democratizado extraordinariamente la creación y emisión de contenidos de todo tipo, que ya no provienen prevalentemente de las industrias culturales tradicionales, sino de multitud de fuentes diferentes.
  5. Los autores, como todos los trabajadores, tienen derecho a vivir de su trabajo con nuevas ideas creativas, modelos de negocio y actividades asociadas a sus creaciones. Intentar sostener con cambios legislativos a una industria obsoleta que no sabe adaptarse a este nuevo entorno no es ni justo ni realista. Si su modelo de negocio se basaba en el control de las copias de las obras y en Internet no es posible sin vulnerar derechos fundamentales, deberían buscar otro modelo.
  6. Consideramos que las industrias culturales necesitan para sobrevivir alternativas modernas, eficaces, creíbles y asequibles y que se adecuen a los nuevos usos sociales, en lugar de limitaciones tan desproporcionadas como ineficaces para el fin que dicen perseguir.
  7. Internet debe funcionar de forma libre y sin interferencias políticas auspiciadas por sectores que pretenden perpetuar obsoletos modelos de negocio e imposibilitar que el saber humano siga siendo libre.
  8. Exigimos que el Gobierno garantice por ley la neutralidad de la Red, en España ante cualquier presión que pueda producirse, como marco para el desarrollo de una economía sostenible y realista de cara al futuro.
  9. Proponemos una verdadera reforma del derecho de propiedad intelectual orientada a su fin: devolver a la sociedad el conocimiento, promover el dominio público y limitar los abusos de las entidades gestoras.
  10. En democracia las leyes y sus modificaciones deben aprobarse tras el oportuno debate público y habiendo consultado previamente a todas las partes implicadas. No es de recibo que se realicen cambios legislativos que afectan a derechos fundamentales en una ley no orgánica y que versa sobre otra materia.

Este manifiesto, elaborado de forma conjunta por varios autores, es de todos y de ninguno. Se ha publicado en multitud de sitios web. Si estás de acuerdo y quieres sumarte a él, difúndelo por Internet.

NO A LA CENSURA