¿Cambio?

¿Dónde está el cambio?

Anuncios

El Pueblo Elegido

Así son educados, desde jóvenes, para que piensen que son odiados. Odiados por envidia de su superioridad, su inteligencia, sus aptitudes y por la gracia que el mismo Dios les ha otorgado como Pueblo Elegido. De esta manera, se ven como algo aparte. Algo por encima de lo mediocre, de los gentiles, de la humanidad. Ellos son los elegidos.

Todo lo que no son ellos mismos es una amenaza. Todo el mundo ha estado, está y estará en su contra. El verdugo se convierte en víctima, la víctima de todos, y por ello cualquier acto en su defensa será legítimo a los ojos de Dios.

Y para colmo, sus gentes ocupan las más altas jerarquías en este Nuevo Orden Mundial. Desde entidades bancarias a medios de comunicación, todo les pertenece. Existen lobbies que persiguen a cualquier individuo que se les oponga, tan solo con su palabra, ante su intento de dominio mundial. Con ellos allí arriba la libertad de expresión se ha acabado. Sin embargo, piensan que todo sigue en su contra, a pesar de que todo lo controlan ellos. Con esta estrategia de parecer víctimas consiguen que toda la humanidad de el visto bueno a sus acciones, que comprenden desde anecdóticos actos de piratería hasta un genocidio que se está llevando por delante a un pueblo entero, violando impunemente toda ley internacional.

Abramos los ojos ante este enemigo común de europeos, americanos, árabes y humanos en general. Plantemos cara y no nos dejemos engañar por su putrefacta propaganda que nos inunda los telediarios de cada mañana. La moral que impera en Occidente no es más que un producto de su pensamiento, acorde a sus pretensiones de dominación, que ha sido denunciada desde la Antigüedad hasta que tomaron el control mediático que dirige toda voluntad en esta sociedad de consumo actual. Ya basta de victimismo, ya basta de impunidad.

Reunión del club Bilderberg 2010: Sitges, Barcelona

El Club Bilderberg, la oligarquía financiera mundial, se reunirá este año en Sitges (Barcelona) entre el 3 y el 6 de junio. Desde hace años viene siendo habitual la reunión anual de los hombres más poderosos del mundo, con el objetivo de tratar los temas que conciernen a toda la Humanidad para tomar todas las decisiones que marquen el futuro de ésta. Cabe destacar la supuesta presencia este año de Sofía de Grecia y José Luis Rodríguez Zapatero como miembros españoles.

El pestilente silencio de los medios de desinformación ante un acontecimiento de tal envergadura roza la grosería, pues es difícil imaginar un evento más trascendental para todos y cada uno de los hombres que una reunión del Club Bilderberg. Parece ser que no les interesa mostrar sus actividades mediante el cuarto poder que ellos controlan por completo (Juan Luis Cebrián, consejero delegado de PRISA, pertenece a Bilderberg). Quizá sus propósitos no tendrían buena acogida entre la opinión popular y por ello es recomendable, de cara a sus intereses, que todo quede completamente silenciado. Excelente labor, sin duda, pues personalmente creo que sólo uno de cada 1.000 habitantes occidentales tiene algo de conciencia de que existen este tipo de organizaciones conspirativas. Y eso siendo optimista.

Los Dueños del Mundo

Interesante vídeo el siguiente como introducción a las teorías conspirativas. Hace, a groso modo, mención de los principales nombres y sociedades secretas que tienen como fin el control del mundo, además de mostrar sus operaciones y sus consecuencias, relacionándolos con hechos geopolíticos de magnitud global mostrados a las grandes masas como algo que nada tiene que ver con la verdad: el interés de estos pocos en concentrar todo el poder. Así, nombres propios como Rotschild, Rockefeller, Kissinger, Freud, Slim y Gates aparecen mencionados en el vídeo, amén de organizaciones y entidades tales como el Club Bilderberg, el Club de Roma, el Grupo PRISA, el Concilio de Relaciones Exteriores, la Comisión Trilateral, los Illuminati, la Masonería y el Vaticano.

Estos nombres, a pesar de no encontrarse en las principales noticias, ni la actualidad política, ni en los medios; controlan el mundo desde un segundo, tercer, cuarto y último plano, siempre tras todos esos dirigentes y jefes de gobierno elegidos por la masa en una creencia ilusoria de tener en sus manos el poder de elegir a sus representantes y guiar su propio destino en la Historia.

Ellos, llámense señores del Nuevo Orden Mundial o Dueños del Mundo, son los responsables en última instancia de todo cuanto ocurre en nuestro planeta: guerras, hambre, epidemias, tráfico de drogas y armas, corrupción política y, sobre todo, la manipulación del ciudadano occidental hasta el punto de anularlo intelectualmente por completo. ¿El objetivo? Más dinero, más control, más poder.

De esta manera, mientras medio mundo se encuentra sumido en la más absoluta miseria, el otro medio está completamente anulado, manipulado y abstraído gracias a la acción propagandística de los medios que Ellos mismos controlan. Bajo una irreal apariencia de progreso y libertad, se está tramando un plan por el cual estos nombres, la mayoría de ellos anónimos, toman cada vez más control y ejercen más poder sobre el 99’9999% restante de la Humanidad, a quien buscan esclavizar tanto física como intelectualmente. Y, sin duda, lo van poco a poco consiguiendo: una catastrófica crisis económica, una mortal epidemia o un terrorismo constantemente amenazador, son elementos que Ellos crean perfectamente de la nada para conseguir más dependencia de la masa respecto de ellos, de su sistema bancario-capitalista, de sus corporaciones y de sus ejércitos. El Miedo y la Inestabilidad constituyen la base de un sistema cuyo único objetivo es el ya mencionado.

Y sí, existe este selecto grupo, ¡¿cómo no?!, constituyente de la cúspide de una pirámide social sustentada por el resto de hombres que cada día nos levantamos a trabajar para que ellos puedan seguir aumentando su poder a costa de nuestra libertad y de la verdad.

Una vez que te das cuenta de quién mueve los hilos del mundo, y sabes de sus objetivos, comprendes que todos los hechos que te muestran los medios de comunicación masiva tienen la misma naturaleza y razón de ser (algo muy diferente a la que muestran), y esta es, concentrar cada vez más el poder del mundo en sus manos.

Sería muy ingenuo tachar de paranoia todo esto aquí expuesto. ¿No creen?