Séptimo aniversario de la invasión estadounidense de Irak

RT | Internacional | 20 de marzo 2010

Se cumplen 7 años desde la invasión de Gran Bretaña y Estados Unidos con sus aliados en Iraq, buscando armas de destrucción masiva y para derrocar el régimen dictatorial de Saddam Hussein. El primer objetivo resultó ser falso y el segundo, logrado tras unas cuantas semanas, no aportó nada a los iraquíes excepto un desenfreno terrorista que no cesa hasta ahora.

La violencia estatal fue reemplazada por una violencia total, la de las calles. Esta guerra obligó a muchos a huir del país en búsqueda de seguridad.

Bagdad ha cambiado mucho desde el 2003. Áreas tales como la zona internacional en el centro de la ciudad, denominada “verde”,  están más o menos protegidas (para no decir que son seguras). Todo más allá, especialmente en las afueras de la capital, es zona vulnerable. Ya en los territorios en disputa entre los tres principales grupos étnicos, como el Kurdistán, en el norte iraquí, predomina la violencia.

Muchos iraquíes afirman que están contentos con la caída del régimen de Hussein. Hay algunos que prefieren que los estadounidenses no se marchen tan rápido. Otros confían en que su dinero ayude a traer la paz al país tras la retirada de las tropas.

La retirada del ejército británico y estadounidense ya está en proceso. Han dejado las principales ciudades y los soldados prácticamente ya no se ven por las calles. Las ganas de retirarse son muy comprensibles puesto que están entrampados en otras frentes —Yemen y en Afganistán—, donde se necesitan más fuerzas.

A pesar de esto nadie puede garantizar que la ocupación, aunque reducida, no vaya a cumplir un aniversario más.

Extracto de: RT

Anuncios

Mercenarios en la guerra de Irak

Como ya denunció este blog, la guerra de Irak es actualmente el escenario mundial donde más actúan las empresas militares privadas contratadas por Estados Unidos y sus aliados. El interés en utilizar este tipo de fuerzas de combate no oficiales radica en que su espectro de acción es ilimitado, pues, al ser empresas privadas y por tanto no depender de ningún gobierno, pueden violar las leyes internacionales saliendo con total impunidad. Además, los contratistas privados que mueran en la guerra nunca estarán en los informes oficiales de fallecimientos, lo que supone una gran ventaja a los gobiernos dado que no tienen que rendir cuentas a sus familias, y no sufren el desgaste político que supone afrontar y responsabilizarse de las muertes de soldados en una guerra que el propio gobierno ha iniciado.
Las empresas que ofrecen este tipo de mercenariazgo son numerosas, y casualmente la mayoría tienen sede en Estados Unidos, además de que cotizan el Wall Street. Ejemplos son Executive Outcomes, Sandline Kroll Aegis, Triple Canopy, Control Risks, Armour Group y Blackwater. Ésta última perdió su licencia de actuación en Irak al habérsele atribuido una masacre en el centro de Falujah, por eso intentó limpiar su imagen cambiando el nombre de la corporación por ‘Xe’.

La intervención de este tipo de empresas en las guerras de colonización yankees evidencia el carácter de las mismas: el objetivo último consiste en conseguir el mayor control geopolítico posible de las reservas petrolíferas y la creación de bases militares norteamericanas que garanticen la autoridad de Washington en toda la esfera terrestre. Todo atiende a los intereses económicos de las corporaciones que dirigen los señores del NWO, nunca a los del pueblo americano.

Mientras Murdoch y compañía sigan envenenando las mentes de los estadounidenses con propaganda pro-sionista y creando un terrorismo de facto inexistente cuyo objetivo último de la democracia sea eliminarlo, Estados Unidos seguirá teniendo el empuje necesario para afrontar esta cruzada contra la Humanidad y hacerse así con el control del globo.

A continuación se presenta un documental emitido por el programa de la 2 de TVE llamado “Documentos TV”, en el cual se habla de una manera bastante objetiva sobre estos mercenarios del siglo XXI a pesar de ser un medio público. Tiene una duración aproximada de 45 minutos y está dividido en 5 partes:

Parte 1 de 5

Parte 2 de 5

Parte 3 de 5

Parte 4 de 5

Parte 5 de 5