Desfachatez de los líderes occidentales ante la intervención de Ahmadineyad en la ONU

La Inquisición – 24/09/2011

Este jueves, el líder iraní Mahmud Ahmadineyad intervino en la Asamblea General de las Naciones Unidas (un foro en teoría plural e internacional) para aportar su perspectiva sobre las circunstancias políticas internacionales, una visión que difiere mucho de la que por aquí se halla establecida.
En su línea, Ahmadineyad atacó a Washington responsabilizando a los políticos estadounidenses de las guerras de Irak y Afganistán y de haber utilizado los atentados del 11 de septiembre como excusa para emprender su cruzada geoestratégica. Calificó a las potencias occidentales de arrogantes e hipócritas y las acusó de ser las responsables de la recesión global y de las desigualdades sociales. También cargó contra los responsables de la presión que sufrió su país ante la realización de una investigación que trataba de destapar las mentiras relativas al 11 de septiembre de 2001.
Pues bien, ante las palabras de Ahmadineyad, los representantes de EE.UU., así como de la Unión Europea, abandonaron la sala en un acto de descaro y censura considerable teniendo en cuenta el carácter que teóricamente tiene la asamblea. Por lo visto, solo las palabras que no desentonan tienen lugar en los foros de una organización que cada vez exhibe más su parcialidad. El representante estadounidense ya no se limitó a agachar la cabeza ante las críticas como bien hizo hace un par de días ante las palabras de Evo Morales. Ante Irán la actitud que se adopta es de total censura y falta de respeto hacia un estado mucho más legítimo que otros que controlan directamente la ONU y la utilizan como instrumento para conseguir sus intereses.
Como “palabras inaceptables” calificaron los representantes franceses los juicios del líder iraní, tras haber abandonado la sala. Otras fuentes europeas afirmaron también que tenían acordado abandonar la sala si Ahmadineyad traspasaba la “línea roja”, y ésta era el no reconocimiento de Israel como estado.
Cada vez se evidencia más cuán institucionalizada está la doctrina unipolar que impera en nuestro mundo. La falta de pluralidad en la ONU, la censura ante unas declaraciones que atacan un sistema podrido, ante el ejercicio del derecho de un país soberano a reconocer a los estados que le dé la gana, de ser energéticamente autónomo… No hay lugar para Irán en la Organización de las Naciones Unidas, ni para ningún otro país que ose cuestionar la actividad estadounidense ni israelí. La ONU es una organización dirigida por y para quienes dirigen en Nuevo Orden Mundial, la misma élite que perpetra las guerras y planifica la miseria humana. Los mismos inquisidores que no tolerarán una palabra “subida de tono”, ninguna polémica sobre los mitos sobre los cuales se asientan el sionismo y el imperialismo yanqui.

¿Cambio?

¿Dónde está el cambio?

EE.UU.: La creación del Estado Palestino es “contraproducente”

La Inquisición – 17/09/2011

Esas han sido las declaraciones del portavoz del Departamento de Estado de los Estados Unidos, Mark Toner, ante el anuncio que dio del Jefe de la Autoridad Nacional Palestina, Mahmud Abbas, en el que afirmaba que iba a solicitar ante la ONU el reconocimiento de Palestina como estado.

Estados Unidos ya ha dejado claro que vetará la hipotética resolución porque no creen que sea forma de solucionar el problema. Por lo que respecta al país norteamericano que la posible futura solución llegue de las manos de un acuerdo entre partes iguales no es considerada viable, porque la reconsideración de las fronteras y la gestión de los campos de refugiados pueden traer más problemas que remedios. Y efectivamente en eso hay bastante razón. ¿Cederá Israel ante las exigencias de Abbas de volver a las fronteras de 1967?

Jamás se llegara un acuerdo entre ambas partes. Hay que tener siempre presente que el objetivo inmediato del Sionismo es el exterminio del pueblo palestino, y más a largo plazo acabar con el resto de árabes que ahora habitan Eretz Israel.

Proclamar un Estado Palestino sería dar un paso atrás. Israel es en gran parte impune ante la ONU porque está ocupando un territorio no reconocido por ésta. Un trato entre iguales sería, en efecto, “contraproducente” de cara a la solución final, que no es la paz como EE.UU. y la U.E. (que nunca Israel) declaran, sino el Holocausto Árabe.

El ‘lobby’ judío cada vez más fuerte en Bruselas

Redacción: Tribuna de Europa – 23/08/2010

TdE/La influencia de Israel en Europa se ha multiplicado en los últimos años enormemente.

La influencia de Israel y sus lobbies (grupos de presión) ha crecido enormemente y están fuertemente afianzados en Bruselas –y en otras capitales europeas-. Su intención es incidir no sólo en la política de la UE hacia Oriente Próximo sino también en la de los distintos países europeos por separado, especialmente respecto al conflicto palestino-israelí e Irán, así como en términos económicos que les resulten más beneficiosos a nivel internacional.

American Jewish Committtee (AJC), fue la madre de la idea de crear un lobby judío en Bruselas. Una controvertida organización sionista integrada en el poderoso lobby judío de EEUU, que abrió oficina propia en Bruselas en 2004 con la misión específica de trasladar a la UE los mecanismos de presión de Washington.

Pero el AJC no es el único grupo de presión judío que ha abierto oficinas en Bruselas. En los últimos años lo han imitado el European Jewish Congress y B’nai B’rith. Además, se ha creado European Friends of Israel, una alianza formada por eurodiputados de casi todas las tendencias.

Desde su llegada a Bruselas, el AJC, que está considerado el brazo ejecutor de la política exterior de la comunidad judía americana, mantiene reuniones semanales con altos funcionarios de la UE, jefes de Estado o de Gobierno y ministros de los 27 que por razones de trabajo tienen que pasar por Bruselas.

Jeff Blankfort, judío estadounidense que ha denunciado la manera de trabajar del lobby judío en EEUU y en Europa, ya dijo en 2006 que la política europea estaba perdiendo autonomía ante Israel y que, de defender a los palestinos y combatir la ocupación, se estaba pasando a defender todos los postulados israelíes.

El AJC también fundó en 2004 el Transatlantic Institute (TAI), un think tank cuyo director, el italiano Emanuele Ottolenghi, que estudió en la Universidad Hebrea de Jerusalén, impulsa publicaciones agresivamente proisraelíes que están en línea con los postulados de los pensadores del movimiento neocon que arropó a George Bush.

El lobby judío europeo, como el norteamericano, no hace ascos a los apoyos que recibe de sectores liberales e incluso, aunque menos, de sectores de izquierda. En la gala inaugural del TAI, celebrada en Bruselas en febrero de 2004, intervinieron como oradores principales el entonces jefe de la política exterior europea, Javier Solana, y la ministra de Exteriores de España, Ana de Palacio.

El lobby se protege a sí mismo de cualquier crítica indicando que su objetivo primordial es combatir el antisemitismo. En este sentido, ha sugerido a los ministros de Educación europeos que creen un currículo unificado contra el antisemitismo y también ha tratado de que los 27 contraigan el compromiso de crear una política policial común con respecto al antisemitismo.

Luego hay “patriotas” que se posicionan al lado del sionismo, increíble, pero cierto por más que algunos se empeñen en negarlo.

Fuente: Tribuna de Europa.

__________________________________________________

Nota del blog: Como afirma este excelente artículo, la infiltración del Sionismo en las más altas instituciones occidentales provoca que éstas tiendan a alinearse con Israel cuando, en realidad, dicha nación no se corresponde en ningún aspecto con Europa. Sin embargo, este hecho forja una imagen de Europa hacia el mundo islámico errónea, generando un terrorismo que si bien por esto no debería existir, sirve a los intereses neoconservadores a la hora de tener una “excusa” que legitime sus intervenciones imperialistas.

Israel en sí es una nación insignificante. Es un terruño de 7 millones de habitantes (bien situado, sí) pero el poder que ejerce en la esfera geopolítica internacional es desproporcionado comparado con su verdadero ser. En realidad, este gran poder mana de la influencia sionista en los altos cargos estadounidenses y europeos. Al hablar de Israel, no se debe considerar sólo a Israel, sino a toda una red de influencia y presión de los lobbies sionistas en occidente (AIPAC, AJC, COP, etc.) que hacen poner al servicio del Sionismo a las naciones más poderosas del planeta. El artículo de Manuel Freytas, “El poder oculto: de donde nace la impunidad de Israel“, evidencia el control que tiene el Sionismo sobre todo Occidente, que va desde el control de multinacionales y medios de comunicación de masas hasta, como se ha dicho aquí, las más altas instituciones gubernamentales y militares de Europa y EE.UU.

Y, sin embargo, este poder queda para la gran mayoría oculto tras un telón espeso. La fuerza moralizadora que se impone a Occidente surge de un lugar invisible, bien disimulado. La mayoría de europeos creen que la información que se les vierte acerca del conflicto entre el pueblo palestino y el Sionismo brota de la imparcialidad de unos periodistas y redactores que para nada están al servicio de Sión. Así Israel tendrá el visto bueno norteamericano y europeo ante su genocidio particular. No obstante, esta percepción de aleja de la realidad, y esto es debido a que no se tiene constancia de ése poder oculto.

Si existe un verdadero peligro para nosotros, para nuestra libertad, un terrorismo global al que combatir: éste es el Sionismo. Todo lo demás no es más que una consecuencia derivada de su existencia, y los problemas solo se solucionan atacándolos de raíz.

El Pueblo Elegido

Así son educados, desde jóvenes, para que piensen que son odiados. Odiados por envidia de su superioridad, su inteligencia, sus aptitudes y por la gracia que el mismo Dios les ha otorgado como Pueblo Elegido. De esta manera, se ven como algo aparte. Algo por encima de lo mediocre, de los gentiles, de la humanidad. Ellos son los elegidos.

Todo lo que no son ellos mismos es una amenaza. Todo el mundo ha estado, está y estará en su contra. El verdugo se convierte en víctima, la víctima de todos, y por ello cualquier acto en su defensa será legítimo a los ojos de Dios.

Y para colmo, sus gentes ocupan las más altas jerarquías en este Nuevo Orden Mundial. Desde entidades bancarias a medios de comunicación, todo les pertenece. Existen lobbies que persiguen a cualquier individuo que se les oponga, tan solo con su palabra, ante su intento de dominio mundial. Con ellos allí arriba la libertad de expresión se ha acabado. Sin embargo, piensan que todo sigue en su contra, a pesar de que todo lo controlan ellos. Con esta estrategia de parecer víctimas consiguen que toda la humanidad de el visto bueno a sus acciones, que comprenden desde anecdóticos actos de piratería hasta un genocidio que se está llevando por delante a un pueblo entero, violando impunemente toda ley internacional.

Abramos los ojos ante este enemigo común de europeos, americanos, árabes y humanos en general. Plantemos cara y no nos dejemos engañar por su putrefacta propaganda que nos inunda los telediarios de cada mañana. La moral que impera en Occidente no es más que un producto de su pensamiento, acorde a sus pretensiones de dominación, que ha sido denunciada desde la Antigüedad hasta que tomaron el control mediático que dirige toda voluntad en esta sociedad de consumo actual. Ya basta de victimismo, ya basta de impunidad.

Soldados israelíes denuncian el abuso que existe en Palestina

R. QUEIMALIÑOS. 10.06.2010 – 20.21 h

Itamar Shapira se alistó en el Ejército de Israel para defender a su país y abandonó las Fuerzas Armadas para proteger su integridad y denunciar el despotismoque había grabado su retina y esculpido su memoria durante la Segunda Intifada.

Su testimonio gráfico está compuesto por un centenar de siniestras fotografías que revelan las pulsiones más repugnantes del ser humano. Cadáveres palestinos como trofeos militares. Humillantes arrestos policiales en las calles de Hebrón. Grafitis que exigen cámaras de gas para ciudadanos árabes. O bucólicas escenas familiares con el horror fuera de plano: una de las imágenes muestra a militares israelíes viendo un partido de fútbol en una televisión.

El detalle es inapreciable pero patético: Los soldados se encontraban en el apogeo de una misión y sin parabólica cerca. Así que accedieron a una casa palestina y encerraron a sus habitantes en una habitación contigua hasta que el árbitro pitó el final del partido.

El testimonio biográfico multiplica el desaliento. “La inhumanidad del Ejército israelí está engendrando una generación de terroristas entre los niños palestinos“. Shapira censura la táctica del miedo. La estrategia de la sumisión palestina a través de la amenaza militar israelí.

Las maniobras bélicas intimidatorias. La percepción histórica de amo-vasallo en territorios ocupados. Mientras el Ejército israelí se defiende del peligro, crea otro desastre. Esta última frase es el leimotiv de la asociación Breaking the Silence.

Una ONG fundada en 2004 por ex soldados –entre ellos Saphira– y ex oficiales del ejército hebreo que pretende revelar las “deplorables” tácticas militares de sometimiento en territorios ocupados palestinos como Gaza, Hebrón o Belén. El desgaste psicológico y el dolor físico de 1,5 millones de ciudadanos que sobreviven encarcelados en sus tierras.

Saphira lamenta el desenlace de la Flotilla de la Libertad. Pero cree que es anecdótico. El horror ocurre todos los días. En cualquier punto de Gaza. Sin repercusión internacional. Y sin investigaciones internacionales. “Ese es el drama que denunciamos”.

Extracto de: 20 minutos

Crece la tensión internacional por el ataque israelí a la Flotilla de la Libertad

RT

Crece la tensión internacional provocada por el asalto israelí contra la ‘Flotilla de la Libertad’, quen llevaba ayuda humanitaria para la Franja de Gaza.

El primer ministro de Turquía, Tayyip Erdoğan, exhortó a la comunidad internacional a imponer sanciones contra Israel, en una rueda de prensa que ofreció junto al presidente de Siria, Bashar al-Assad, con motivo de la Reunión de Colaboración y Confianza en Asia.

Según Erdoğan el asalto contra un convoy civil en aguas neutrales fue una explícita violación a la legislación internacional: lo calificó como un atentado terrorista a nivel estatal y comentó que incluso en los tiempos de guerra esto se consideraría un crimen.

Acentuó que el sitio de Gaza debe ser levantado, ya que transformó la zona en ´una cárcel abierta´.

Turquía, el ex socio más próximo de Israel, inició el proceso para romper relaciones bilaterales en sectores tecnológicos y militares, comunicó el viceprimer ministro turco, Bulent Arynch.

Ankara declaró que empleará todos los derechos que le proporciona la legislación internacional para proceder contra los que ordenaron el ataque. Anunció que no será posible estabilizar las relaciones entre los dos países hasta que Israel permita una investigación independiente del caso.

Mientras tanto, los medios de comunicación israelíes hicieron pública la información de que dos comisiones especiales se dedicarán a investigar el asalto. La primera, de carácter estatal, estará compuesta por juristas  especializados en política internacional y por expertos en legislación marítima. Verificará  a detalle todas las circunstancias del asalto contra la Flotilla y también la situación en el sitio de Gaza. Participarán además dos observadores internacionales, uno de ellos de origen estadounidense.

La conformación final de la comisión será notificada posteriormente, cuando el fiscal general, Yehudah Weinstein, compruebe que no hay conflictos de interés entre los candidatos. Otro factor muy importante será obtener la aprobación de las autoridades estadounidenses para la solución.

La otra comisión será puramente interna e investigará todos los detalles de la operación que causó la muerte de nueve activistas turcos y dejó unos 50 heridos.

Por el momento no queda claro si esta decisión será bienvenida por la comunidad internacional y por el gobierno de Turquía en particular.

La Unión Europea se mostró dispuesta a lanzar otra iniciativa destinada a aliviar la situación en la región. Declaró que podría registrar las cargas humanitarias con destino a Gaza.

Sin embargo, Israel no se mostró entusiasta hacia la propuesta. Expertos militares locales comentaron que no hay necesidad de la participación europea en la inspección de las cargas. Uno de ellos, Kópel Shúmah, en entrevista concedida a la agencia Vremya Novostey precisó que Israel ya había tenido una experiencia muy negativa de colaboración con organizaciones internacionales sobre los programas destinados a combatir el terrorismo. Comentó que después de que Israel evacuó sus tropas del territorio de Líbano en 2000, las fuerzas de la ONU se proclamaron responsables de patrullar las fronteras, lo que “provocó la acumulación de guerrilleros islámicos en la frontera con Israel y causó la guerra con Líbano en 2007”.

Otro punto de tensión fue ocasionado por la declaración de Irán de que enviará dos barcos con ayuda humanitaria a la sitiada Franja de Gaza, en la que acentuó que la Marina de Guerra iraní está dispuesta a acompañar al convoy.

Desde hace mucho tiempo las autoridades israelíes sospechan que Teherán está suministrando ilegalmente armas a los guerrilleros palestinos y ahora pronostican que los barcos llevarán a bordo a gente armada y que cualquier intento de controlarlos provocará otro conflicto.

Mientras tanto en Turquía, Egipto, Siria, Jordania y otros países del mundo árabe se siguen reclutando voluntarios para que participen en el próximo envío de ayuda humanitaria a la Franja de Gaza.

Extracto de: RT