Primer ministro de Malasia : si pueden hacer Avatar, pueden hacer el 11S

Discurso del primer ministro de Malasia, donde analiza las causas del terrorismo y pone en duda la versión oficial del 11-S.

Fuente: YouTube

La candidata al gobierno de Texas plantea la implicación de los EE.UU. en los atentados del 11-S

La Inquisición. Redacción propia. | 15 de febrero de 2010

Debra Medina se encuentra haciendo campaña para el cargo de gobernadora de Texas y representa al partido republicano. Es enfermera y profesora.

El pasado día 11 de febrero intervino en el programa de radio “Glenn Beck Show”, donde afirmó que hay “muy buenos argumentos” que indican que los Estados Unidos estuvieron implicados en los atentados terroristas del 11 de septiembre contra el World Trade Center y el Pentágono.

A su vez, defendió que ella “no tenía pruebas” cuando fue preguntada por los atentados. Sin embargo dijo que pensaba que “existen muy buenas preguntas que han sido planteadas”, y que a ese respecto “existen muy buenos argumentos y que al pueblo norteamericano no se le han mostrado todas las evidencias”.

En ningún momento Medina acusó directamente al gobierno de haber perpetrado o intervenido de alguna manera en los ataques, pero afirmó que “no iba a aceptar una tesis donde existen cuestiones que han sido planteadas pero no respondidas”.

Los atentados del 11 de septiembre fueron la excusa que permitió al entonces presidente George W. Bush de proceder a invadir Afganistán y posteriormente Irak, dos guerras impopulares de por sí, cuyo objetivo es controlar el comercio del opio y del petróleo, respectivamente. Estos hechos inducen a pensar que esta “excusa” fue llevada a cabo por los grupos de presión interesados en invadir dichos países para sacar el beneficio correspondiente.

Como era de esperar, estas declaraciones de Debra Medina han creado bastante controversia en Texas. Sus oponentes, Kay Bailey Hutchison y el gobernador Rick Perry, han aprovechado la ocasión para atacar directamente a la candidata y cuestionar la legitimidad de su campaña.

Fuentes: Al Manar, CBS

Objetivo Pentágono (Pentagon Strike)

Pruebas concluyentes de que lo que impactó contra el Pentágono en Washington el 11 de septiembre de 2001 no fue un avión comercial, sino un misil o un caza militar. Este vídeo recoge afirmaciones de testigos de lo ocurrido ese día, en las que afirman que “no había ningún resto de avión” o “sonaba como un misil”. Además, otros afirman que la mayoría de pruebas que podrían haber evidenciado que fue un Boeing lo que impactó (tales como grabaciones de vídeo de hoteles cercanos o imágenes de las carreteras del departamento de tráfico) fueron requisadas en el acto por el FBI y nunca se dieron a conocer, quedando ocultadas por completo.

El Parlamento Japonés se cuestiona la autoría del 11-S

Políticos japoneses debaten en el parlamento sobre la verdad de los atentados del 11 de septiembre en Nueva York y el Pentágono, presentando diversas pruebas que ponen al descubierto la conspiración llevada a cabo por Sión.

Vídeo 1/3:

Vídeo 2/3:

Vídeo 3/3: