Lo que no te dirán sobre Iraq

Redacción: Adil E. Shamoo | Foreign Policy in Focus

Traducido del inglés para Rebelión por Germán Leyens.

Iraq tiene un desempleo de entre 25 y 50%, un parlamento disfuncional, enfermedades endémicas, una epidemia de enfermedades mentales, y un crecimiento descontrolado de las chabolas. La matanza de gente inocente se ha convertido en parte de la vida diaria. ¡Qué desolación ha infligido EE.UU. a Iraq!

ONU-HABITAT, un organismo de las Naciones Unidas, publicó recientemente un informe de 218 páginas titulado “Estado de las Ciudades del Mundo 2010-2011”. El informe está repleto de estadísticas sobre la condición de ciudades en todo el mundo y sus demografías. Define a los habitantes de los barrios bajos como aquéllos que viven en centros urbanos sin una de las siguientes condiciones: estructuras estables para protegerlos del clima, suficiente área habitacional, suficiente acceso a agua, acceso a instalaciones sanitarias e inmunidad ante el desalojo.

Casi oculto intencionadamente en esas estadísticas hay un hecho chocante sobre las poblaciones urbanas iraquíes. Durante las últimas décadas, antes de la invasión de EE.UU. en 2003, el porcentaje de la población urbana que vivía en chabolas en Iraq ascendía a poco menos de un 20%. Actualmente, ese porcentaje ha aumentado a un 53%: 11 millones del total de 19 millones de habitantes urbanos. En la última década, la mayoría de los países han hecho progresos hacia la reducción de la cantidad de habitantes en chabolas. Pero Iraq ha ido rápida y peligrosamente en la dirección contraria.

Según el Censo de EE.UU. del año 2000, un 80% de los 285 millones que habitan en EE.UU. son habitantes urbanos. Los que viven en chabolas están muy por debajo de un 5%. Si traducimos la estadística iraquí al contexto estadounidense, 121 millones de personas vivirían en chabolas en EE.UU.

Si EE.UU. tuviera una tasa de desempleo entre un 25 y un 50% y 121 millones de personas que viven en chabolas, habría disturbios, los militares tomarían el poder y la democracia se evaporaría. ¿Por qué, entonces, la gente en EE.UU. no se preocupa o entristece por las condiciones en Iraq? Porque la mayoría de la gente en EE.UU. no sabe lo que sucedió en Iraq y lo que sucede ahora mismo. Nuestro gobierno, incluida la actual administración, mira hacia otro lado y perpetúa el mito de que la vida ha mejorado en Iraq después de la invasión. Nuestros principales medios noticiosos refuerzan ese mensaje.

Yo albergaba muchas esperanzas en que el nuevo gobierno diría la verdad a sus ciudadanos sobre el motivo por el que invadimos Iraq y lo que estamos haciendo actualmente en ese país. El presidente Obama prometió seguir adelante y no mirar hacia el pasado. Por problemática que sea esta negativa de examinar el pasado –particularmente para los historiadores– lo menos que debería hacer el presidente sería informar al público de EE.UU. sobre las actuales condiciones en Iraq. ¿De qué otra manera podemos esperar que nuestro gobierno formule una política adecuada?

Audiencias más amplias en el Congreso sobre Irán podrían haber permitido que conociéramos los mitos propagados sobre Iraq antes de la invasión y la dimensión del daño y la destrucción infligidos a Iraq. Habríamos conocido el tremendo aumento en la pobreza urbana y de la expansión de los barrios bajos. Semejantes hechos sobre las actuales condiciones de Iraq ayudarían a los ciudadanos estadounidenses a comprender mejor el impacto de la rápida retirada de EE.UU. y cuáles deberían ser nuestras responsabilidades en Iraq.

_______________________________________________

Adil E. Shamoo es analista senior en Foreign Policy In Focus, y profesor en la Escuela de Medicina de la Universidad de Maryland. Escribe sobre ética y política pública. Para contactos, escriba a: ashamoo@umaryland.edu.

Fuente: Foreign Policy in Focus ; vía: Rebelión.

Casi un 20% de los españoles viven debajo del umbral de pobreza

AGENCIAS. 22.10.2009 | 20minutos.es

El 19,6% de la población residente en España vive por debajo del umbral de pobreza relativa, (medido éste sin considerar la posesión de vivienda, en cuyo caso se reduciría a un 15,5%) al ingresar menos de 5.815 euros al año, según recoge la Encuesta de Condiciones de Vida del año 2008 hecha pública por el Instituto Nacional de Estadística (INE).

Por comunidades autónomas, Extremadura (con un 38,4%) y Andalucía (28,9%) presentan las mayores tasas de riesgo de pobreza en España. Por el contrario, las comunidades con menor proporción de población por debajo de dicho umbral son la Comunidad Foral de Navarra (6,5%) y País Vasco (8,5%).

Por otro lado, uno de cada tres hogares españoles no se puede permitir ir de vacaciones fuera de casa al menos una semana al año. Asimismo, el 44,6% de las familias con hijos no tiene capacidad para afrontar gastos imprevistos y en un 5,3% de hogares no se mantiene la vivienda con una temperatura adecuada durante los meses fríos.

Ingresos

Sin embargo, el ingreso monetario medio neto por hogar percibido durante 2007 ascendió a 26.010 euros, un incremento de seis puntos respecto al año anterior.

En función del sexo, las mujeres siguen ingresando cerca de 3.700 euros menos que los hombre al año. El nivel educativo también influye: el ingreso medio de los hogares cuya persona de referencia tenía una educación superior fue de 35.930 euros, frente a los 19.210 cuando ésta tenía una educación primaria o inferior.

Problemas en la vivienda

En relación con los problemas en la vivienda, el 5,9% de los españoles sufrió escasez de luz natural en su vivienda en 2008. Mientras que en función de la zona donde está ubicada, el 13,2% padeció contaminación u otros problemas medioambientales, el 15,4% se vio afectado por la delincuencia y el vandalismo y el 21,8% sufrió ruidos producidos por vecinos o procedentes de la calle.

La Comunidad Valenciana fue la que tuvo los mayores porcentajes de familias afectadas por problemas de ruidos y contaminación, mientras que la Comunidad de Madrid presentó el mayor porcentaje con problemas de delincuencia o vandalismo en su zona de residencia.

Navarra y Extremadura tuvieron los menores porcentajes de hogares con contaminación, mientras que Cantabria y Asturias tuvieron los menores porcentajes de hogares con delincuencia o vandalismo en la zona.

Circo sí, pero pan no.

Ramy Wurgaft | Buenos Aires

elmundo.es | lunes 24/08/2009

<<El momento del día que los niños de El Impenetrable más esperaban, era cuando la profesora los llevaba al comedor popular que Cáritas mantiene en esa zona del Chaco, una de las provincias más pobres de Argentina. El viernes, los chicos hallaron que el local estaba cerrado.

Entristecida, la administradora Rosa Sánchez explicó a la maestra que la organización había tenido que clausurarlo por falta de dinero. El plato de garbanzos con ensalada, acompañado de frutas de temporada, era la única comida abundante que los menores, en su mayoría indígenas, recibían cada día.

Una semana después de que la presidenta Cristina Fernández anunciara un plan para combatir la pobreza y el paro, mediante una inversión de 1.500 millones de pesos (unos 270 millones de euros), resulta que no hay dinero para esas viandas.

Lía Miña, coordinadora de los programas de ayuda de Cáritas, informó de que al menos 40 de los 60 locales que la organización tiene distribuidos por aquella provincia del norte argentino se enfrentan a un cierre inminente debido a que hace dos meses que el Ministerio de Desarrollo no les transfiere un centavo. El gobierno aportaba 1,85 pesos por cada ración de comida. Cáritas completaba el resto por medio de colectas o donaciones.

El orden de prioridades según el cual se reparte el dinero de los contribuyentes no siempre se ajusta a los principios de justicia social que Cristina Fernández defiende desde la tribuna. Hace cuatro días, el gobierno firmó un acuerdo con la Asociación de Fútbol de Argentina (AFA) para que los partidos sean transmitidos gratuitamente por los canales de aire y para cubrir el déficit que han acumulado los clubes.

El convenio implica un desembolso de 600 millones de pesos (unos 10.7 millones de euros). Una suma que alcanzaría para alimentar a las bocas hambrientas de Chaco, donde el 35% de los niños están desnutridos, y a las de Santiago del Estero, Formosa, Tucumán, donde el 15% de la población depende de las ollas comunes para alimentarse.

En Los Piletones, un municipio al sur de Buenos Aires, la organización Red Solidaria da de comer a 1.664 personas. “El año pasado a duras penas nos arreglábamos para alimentar a 1.200 vecinos. Sin ayuda del gobierno y con el precio de los productos básicos trepando a las nubes, esto no puede funcionar. Estamos sentados sobre un polvorín que en cualquier momento puede estallar”, advierte Marie Pierre, responsable de la sede provincial de Red Solidaria.

La crisis alimenticia también alcanza a las provincias con un nivel socio-económico más alto, como la sureña Neuquén, donde por falta de recursos, la organización Pastor Ramírez fusionó tres comedores en uno.>>

http://www.elmundo.es/elmundo/2009/08/24/internacional/1251132990.html

________________________________________________________________

A mi entender, sobran los comentarios sobre la noticia. Sobra decir que en pleno siglo XXI se siga haciendo caso omiso de las necesidades más básicas de un pueblo, en favor de atender y sustentar económicamente temas tan banales como el fútbol.

Ahora sí, seguramente ese gobierno haya logrado su objetivo de ganar popularidad financiando el entretenimiento más popular en Argentina para mitigar las críticas de corrupción que Cristina Fernández ostenta con más que razón.

Si bien Julio César decía que “al pueblo pan y circo”, parece ser que a los argentinos con ésto último ya les basta. Y eso su gobierno lo sabe, y lo utiliza.

La especulación de los Kirchner

Mientras en Argentina la pobreza continúa en auge, el patrimonio ecónomico de los Kirchner también. Ya el 40% de la población total del país, unos 16 millones de personas, vive bajo los límites de la pobreza. Algo que resulta bastante incomprensible en un país tan rico en recursos tanto naturales como humanos.

Sin embargo, paradójicamente, la fortuna del matrimonio entre Néstor Kirchner y Cristina Fernández ha aumentado de una estrepitosa manera. Han reconocido que su dinero ha aumentado de 3,3 millones de euros en 2007, a 8,5 millones actualmente, si bien en 2003 declararon que su patrimonio neto era de 1,2 millones de euros.

Pero, ¿cómo ha sido posible este aumento tan escandaloso? Parece ser que tanto Néstor como Cristina han sabido aprovechar muy bien su estancia en la Casa Rosada, ya que durante el periodo del primero (2003-2007) el patrimonio total aumentó 2,1 millones y durante la presidencia de ella (desde 2007 hasta la actualidad) el dinero aumentó 5,2 millones. Todo esto supone un aumento aproximadamente del 670% de la fortuna del matrimonio peronista desde que Néstor llegara al poder en 2003.

Toda esta rentabilidad se debe a la especulación con suelos públicos, sobre todo en la villa turística de ‘El Calafate’, situada en la entrada de un glaciar andino. La venta de una hectárea y media al empresario chileno Horst Paulmann, quien montaría un centro comercial allí, les proporcióno 1,2 millones de euros.

Y esto solo es un ejemplo, dado que los Kirchner poseen más de 180 hectáreas de suelo en esa zona (anteriormente suelo público, adquiridas por un módico precio) en las que siguen especulando, habiendo creado una sociedad anónima. Cuentan con una mansión privada, dos hoteles, establecimientos de lujo reservados para clientes ‘de la alta sociedad’ norteamericanos y europeos, amén de otra gran cantidad de bienes inmuebles. Y todo esto, como ya ha sido mencionado, mientras 16 millones de argentinos ya viven por debajo de los límites de la pobreza. Y el número va aumentando.