El contrato (le contrat)

El régimen establecido se enriquece y se mantiene en pie gracias a la actitud pasiva que tenemos cada día, desde que nos levantamos hasta que nos vamos a dormir, ante todas las injusticias y atrocidades que se cometen contra la naturaleza y contra el ser humano.

Al tener mantener esta indiferencia, estamos firmando inconscientemente un contrato que favorece al mal que asola el mundo: opresión de pueblos, desaparición de culturas, guerras inhumanas, contaminación y destrucción del medio ambiente…

¿Seguirás aceptando?

Telefonía a cambio del “perdón” por 1.400 muertes

Israel permitirá que Palestina pueda contar con frecuencias de telefonía con la condición de que se retire la denuncia palestina presentada ante la ONU que acusa al gobierno hebreo de los crímenes de guerra perpetrados en la última ofensiva en Gaza.

AGENCIAS. 27.09.2009, (extracto de 20minutos.es)

<<< Israel ha exigido a la Autoridad Nacional Palestina (ANP) que retire una petición que ha presentado ante la Corte Internacional de Justicia de La Haya para que investigue los supuestos crímenes de guerra cometidos por el Ejército israelí durante su última ofensiva en la franja de Gaza.

El diario israelí Haaretz informa en su edición de este domingo que la exigencia ha sido presentada a la ANP como condición para concederle una segunda licencia de telefonía móvil, que los palestinos demandan a Israel desde hace meses. La concesión de la licencia está pendiente de aprobación porque las frecuencias requeridas por la ANP son muy parecidas a las que usa en Cisjordania el Ejército israelí.

De no obtener el permiso antes del 15 de octubre, el gobierno palestino podría incurrir en un incumplimiento de contrato con el proveedor, la empresa Watanya, a la que deberá compensar con 300 millones de dólares por las infraestructuras que ya ha instalado.

En la ANP existe actualmente una única compañía de teléfonos móviles, Pal-Tel, y la concesión de una segunda licencia es vista por el liderazgo palestino como un asunto vital, según el Haaretz. “Diplomáticos occidentales, entre ellos el enviado del Cuarteto de Oriente Medio, Tony Blair, han aclarado a destacados funcionarios israelíes que el tiempo se acaba, y le han instado a conceder el permiso”, refiere el rotativo.

Mohamed Mustafa, asesor económico del presidente palestino, Mahmud Abás, declara que Israel “nos está poniendo trabas” y quiere que “Pal Tel deje libres algunas de sus frecuencias para que las use Watanya”.

A la disputa por las consecuencias técnicas de la entrada en servicio de una nueva compañía celular se ha sumado, como elemento de presión, la petición que la ANP presentó recientemente a la Corte Internacional de La Haya para investigue los supuestos crímenes de guerra cometidos por Israel en la operación Plomo Fundido, en la que murieron unos 1.400 palestinos, la mayoría civiles.

La demanda palestina, a raíz de las conclusiones publicadas por la Comisión Goldstone, designada por la ONU, obtuvo la autorización personal de Abás. “En Israel -señala el Haaretz– creen que la ANP está siendo injusta, porque en el momento de la operación, el pasado invierno, sus más altos funcionarios alentaron a sus pares israelíes a incrementar la presión sobre Hamás, e incluso a que intentara hacer colapsar (el régimen islamista)”. >>>

______________________________________________

Increíbles los límites hasta los que puede llegar el nivel de extorsión del más inmoral e infame gobierno de cuantos existen en la faz de la Tierra. Solo una mentalidad tan perversa como la judía puede llevar a cabo tal tamaño genocidio contra un pueblo inocente y negociar su “perdón” mediante el chantaje y la manipulación. Sí, es muy propio del Sión ofrecer un servicio de telefonía a cambio de que se le perdonen las 1.400 muertes que fueron provocadas en la última incursión militar en Gaza.

Pero, el perdón no es algo que se pueda mercantilizar.

Oferta: ¡llévate un móvil gratis!

La Inquisición | 26 de septiembre de 2009

Consumir, consumir, y consumir más. Son los tres pilares sobre los que se cimienta nuestro sistema económico y social. A diario somos bombardeados por la publicidad, que nos ataca a todos desde diferentes flancos: TV, radio, prensa, Internet… Nadie se libra de su continua persuasión. Todos los días nos convencen de que tenemos más necesidades que ayer, de que si no obtenemos lo que nos ofrecen no podremos seguir creciendo como personas. De que seguiremos siendo las mismas mierdas que fuimos cuando nacimos sino accedemos a comprar todo lo que el mercado nos ofrece. Para el sistema, eres lo que tienes.

A día de hoy, las compañías telefónicas se disputan la clientela con ofertas del tipo: “Cambia a contrato y llévate un móvil gratis”, o “40 euros de descuento en tu nuevo móvil si te pasas a nuestra compañía”.

Perfecto, son todo ventajas. Una excelente oportunidad para tirar a la basura nuestro tan obsoleto móvil (que sólo tiene una pobre cámara de 2,5 megapíxels) en favor de adquirir otro con infinidad de componentes más: GPS, MP3, Bluetooth, inmensa memoria… ¡Encima regalado!

Pero, ¿cuál es la realidad que se oculta detrás de todo este consumo descontrolado de artículos electrónicos?

La respuesta es una guerra. Sí, una guerra, con sus milicias, sus mercenarios, sus armas, su destrucción y toda la miseria y muerte que acarrea.

Todo el mundo pensará ¿qué culpa tengo yo de que haya una guerra dios sabe donde por el hecho de que cambie mi teléfono móvil por otro que me ofrecen a un precio tan extraordinario?

La esencia de todo esto se encuentra en la República Democrática del Congo, un país del que bastante poco se sabe. De hecho, me conformaría yo con que cualquier personaje que anhela tener su nuevo celular a precio de ganga supiera situarme dicho país en el mapa.

La RD del Congo, o Congo belga, llamado así por ser una antigua colonia de este país europeo, es una nación que cuenta con más del 80% de las reservas de coltán del mundo entero.

¿Coltán? ¿Qué es eso? ¿A qué viene?

El coltán es un mineral formado por columbita y tantalita, de ahí su nombre. Tiene excelentes propiedades conductoras y su versatilidad a la hora de fabricar componentes electrónicos es enorme. Sus aplicaciones son muy variadas, y es un elemento crucial en el desarrollo tecnológico.

Vale, pero, ¿qué diablos tendrá que ver esto con esa guerra o con mi nuevo móvil?

Se podría decir, que el coltán es para el siglo XXI como el carbón para la revolución industrial. Quien controle este mineral, controlará el mundo, decía Alberto Vázquez Figueroa en su novela. Y es que, como ya hemos dicho, todos los artículos electrónicos que se fabrican, incluidos los teléfonos móviles, precisan de este mineral para su elaboración.

Hasta aquí todo bien, pero el problema de todo esto radica en la guerra que se está produciendo en el Congo. ¿Por qué? Porque no es el pueblo congoleño quien está sacando precisamente el beneficio de su extracción de las reservas.

Países como Ruanda y Burundi están exportando el mineral como si de esos mismos países hubiese salido. Mas, ni Ruanda ni Burundi tienen yacimientos de dicho mineral.

El problema está en las minas. ¿Quién las controla? ¿Es el gobierno congoleño?

La respuesta es no. Las minas del Congo belga no están controladas por ninguna institución de ese país, sino ocupadas por milicias a cargo de los gobiernos de Ruanda y Burundi, que gracias al contrabando en la frontera de este mineral están subvencionando una guerra en la RD del Congo que ya se ha cobrado más de 5 millones de muertes.

Después, estos países lo exportan como si hubiera salido de sí mismos cuando en realidad, como hemos dicho, no existen reservas allí.

¿Y a quién se lo exportan? ¿Quién es el verdadero interesado en última instancia en la financiación de esta guerra para hacerse con estos ‘diamantes’ del siglo XXI? La respuesta está clara, los Estados Unidos de América y el resto de las naciones prostituidas (perdón, desarrolladas) que con ellos bailan.

De esta manera, el coltán llegará a occidente para así poder fabricar todo este material electrónico que venderán a su ciega población sin tan siquiera mencionar la procedencia de sus materiales.

Así que, la próxima vez que algún anunciante intente “regalarte” un móvil nuevo, piensa que estás financiando una guerra inhumana en un país inocente cuyo pueblo está condenado a ceder sus recursos naturales siendo explotados en sus propias minas para luego no ver un centavo.

Piensa si de verdad, existe en ti una necesidad tan grande que requiera la pérdida de vidas humanas para poder satisfacerla. Piensalo.

Operación Pandemia

¿Sientes miedo al pensar que puedes ser la siguiente víctima de la infección del virus H1N1? ¿Crees que es absolutamente necesario vacunarte para poder seguir viviendo tranquilo?
Pues seguramente haya muchas más probabilidades de que te atropelle un coche mientras andas por tu barrio a que seas afectado por la Gripe A. Pero, ¿dejarás de salir a la calle por eso?

A continuación, un documental de Juan Alterini, que destapa toda la tergiversación que hacen los medios de comunicación y los políticos con la información acerca del virus H1N1.
¿El objetivo? Sacar rentabilidad económica de tu miedo.
No dejará indiferente a nadie.

Mes Aïeux – Dégénération

Tu tatara-abuelo despejó la tierra
Tu bisabuelo la trabajó
Tu abuelo le sacó ganancia
Y luego tu padre la vendió, para ser funcionario del gobierno

Y ahora tú, mi pequeño, no sabes lo que hacer …
En tu pequeño apartamento, demasiado caro y frío en invierno
Te vienen deseos de ser propietario
Soñando por la noche … en tener tu propio pedazo de tierra

Tu tatara-abuela, tuvo catorce hijos
Tu bisabuela tuvo casi tantos
Luego tu abuela tuvo tres y fue suficiente para ella
Tu mamá nunca quiso tenerte, fuiste un accidente

Ahora tú, mi pequeña señorita, vas de pareja en pareja
Cuando cometes un error, escapas abortando
Pero algunas mañanas te despiertas llorando
Despues de soñar en la noche con un gran mesa rodeada de niños

Tu tatara-abuelo vivió en una gran miseria
Tu bisabuelo recogía céntimos sucios
Y tu abuelo milagrosamente fue millonario
Tu padre lo heredó y lo invirtió en su plan de pensiones

Ahora, joven, tu trasero depende del ministerio
No hay forma que consigas un préstamo del banco
Para calmar tus deseos de asaltarlo
Lees libros sobre “Simplicidad voluntaria”

Tus tatara-abuelos sabían como divertirse
Tus bisabuelos bailaban toda la noche
Tus abuelos vivieron la era yeyé
Tus padres, la época disco, ahí se conocieron

Ahora tu, mi amigo ¿Qué haces por la noche?
Apaga tu TV, no puedes quedarte encerrado
Felizmente, algunas cosas nunca cambiarán
Ponte tu mejor ropa y salgamos a bailar esta noche

_____________________________________________________________

Ton arrière-arrière-grand-père, il a défriché la terre
Ton arrière-grand-père, il a labouré la terre
Et pi ton grand-père a rentabilisé la terre
pis ton père, il l’a vendu pour devenir fonctionnaire

Et pi toé mon p’tit gars, tu sais pu c’que tu vas faire
Dans ton p’tit trois et d’mi ben trop cher, frète en hiver
Il te vient des envies de dev’nir propriétaire
Et tu rêves la nuit d’avoir ton petit lopin d’terre

Ton arrière-arrière-grand-mère, elle a eu quatorze enfants
ton arrière-grand-mère en a eu quasiment autant
Et pi ta grand-mère en a eu trois c’tait suffisant
pis ta mère en voulait pas, toi t’étais un accident

Et pi toé ma p’tite fille, tu changes de partenaires tout l’temps
Quand tu fais des conn’ries, tu t’en sauves en avortant
Mais y’a des matins, tu te réveilles en pleurant
Quand tu rêves la nuit d’une grande table entourées d’enfants

Ton arrière-arrière-grand-père, y’a vécu la grosse misère
Ton arrière-grand-père, il ramassait les cents noires
Et pi ton grand-père, miracle, y’est devenu millionnaire
Ton père en a hérité, il l’a tout mit dans ses réers

Et pi toé p’tite jeunesse tu doé ton cul au ministère
Pas moyen d’avoir un prêt dans une institution bancaire
Pour calmer tes envies de hold-uper la caissière
tu lis des livres qui parlent de simplicité volontaire

Tes arrières-arrières-grands-parents ils savaient comment fêter
Tes arrières-grands-parents ça swingnaient fort dans les veillées
Pis tes grands-parents ont connu l’époque yé-yé
Tes parents c’tait les discos c’est là qu’ils se sont rencontrés

Et pi toé mon ami qu’est-ce que tu fais de ta soirée
Éteins donc ta T.V. faut pas rester encabané
Heureusement que dans vie certaines choses refusent de changer
Enfiles tes plus beaux habits car nous allons ce soir danser