Lo que no te dirán sobre Iraq

Redacción: Adil E. Shamoo | Foreign Policy in Focus

Traducido del inglés para Rebelión por Germán Leyens.

Iraq tiene un desempleo de entre 25 y 50%, un parlamento disfuncional, enfermedades endémicas, una epidemia de enfermedades mentales, y un crecimiento descontrolado de las chabolas. La matanza de gente inocente se ha convertido en parte de la vida diaria. ¡Qué desolación ha infligido EE.UU. a Iraq!

ONU-HABITAT, un organismo de las Naciones Unidas, publicó recientemente un informe de 218 páginas titulado “Estado de las Ciudades del Mundo 2010-2011”. El informe está repleto de estadísticas sobre la condición de ciudades en todo el mundo y sus demografías. Define a los habitantes de los barrios bajos como aquéllos que viven en centros urbanos sin una de las siguientes condiciones: estructuras estables para protegerlos del clima, suficiente área habitacional, suficiente acceso a agua, acceso a instalaciones sanitarias e inmunidad ante el desalojo.

Casi oculto intencionadamente en esas estadísticas hay un hecho chocante sobre las poblaciones urbanas iraquíes. Durante las últimas décadas, antes de la invasión de EE.UU. en 2003, el porcentaje de la población urbana que vivía en chabolas en Iraq ascendía a poco menos de un 20%. Actualmente, ese porcentaje ha aumentado a un 53%: 11 millones del total de 19 millones de habitantes urbanos. En la última década, la mayoría de los países han hecho progresos hacia la reducción de la cantidad de habitantes en chabolas. Pero Iraq ha ido rápida y peligrosamente en la dirección contraria.

Según el Censo de EE.UU. del año 2000, un 80% de los 285 millones que habitan en EE.UU. son habitantes urbanos. Los que viven en chabolas están muy por debajo de un 5%. Si traducimos la estadística iraquí al contexto estadounidense, 121 millones de personas vivirían en chabolas en EE.UU.

Si EE.UU. tuviera una tasa de desempleo entre un 25 y un 50% y 121 millones de personas que viven en chabolas, habría disturbios, los militares tomarían el poder y la democracia se evaporaría. ¿Por qué, entonces, la gente en EE.UU. no se preocupa o entristece por las condiciones en Iraq? Porque la mayoría de la gente en EE.UU. no sabe lo que sucedió en Iraq y lo que sucede ahora mismo. Nuestro gobierno, incluida la actual administración, mira hacia otro lado y perpetúa el mito de que la vida ha mejorado en Iraq después de la invasión. Nuestros principales medios noticiosos refuerzan ese mensaje.

Yo albergaba muchas esperanzas en que el nuevo gobierno diría la verdad a sus ciudadanos sobre el motivo por el que invadimos Iraq y lo que estamos haciendo actualmente en ese país. El presidente Obama prometió seguir adelante y no mirar hacia el pasado. Por problemática que sea esta negativa de examinar el pasado –particularmente para los historiadores– lo menos que debería hacer el presidente sería informar al público de EE.UU. sobre las actuales condiciones en Iraq. ¿De qué otra manera podemos esperar que nuestro gobierno formule una política adecuada?

Audiencias más amplias en el Congreso sobre Irán podrían haber permitido que conociéramos los mitos propagados sobre Iraq antes de la invasión y la dimensión del daño y la destrucción infligidos a Iraq. Habríamos conocido el tremendo aumento en la pobreza urbana y de la expansión de los barrios bajos. Semejantes hechos sobre las actuales condiciones de Iraq ayudarían a los ciudadanos estadounidenses a comprender mejor el impacto de la rápida retirada de EE.UU. y cuáles deberían ser nuestras responsabilidades en Iraq.

_______________________________________________

Adil E. Shamoo es analista senior en Foreign Policy In Focus, y profesor en la Escuela de Medicina de la Universidad de Maryland. Escribe sobre ética y política pública. Para contactos, escriba a: ashamoo@umaryland.edu.

Fuente: Foreign Policy in Focus ; vía: Rebelión.

Anuncios

Soldado israelí se mofa de prisioneros palestinos

Redacción: Tribuna de Europa – 19/08/2010

TdE/Una joven, ex soldado israelí, ha colgado en su perfil de Facebook dos fotografías hechas durante su servicio militar en las que aparece sonriente junto a palestinos esposados y con los ojos vendados.

Eden Aberyil, la ex soldado colgó las imágenes en un álbum titulado ‘El Ejército, la mejor parte de mi vida’, en referencia a su servicio militar, obligatorio en Israel durante tres años para los hombres y dos en el caso de mujeres.

En una de las instantáneas, aparentemente tomadas en 2008, Aberyil aparece sentada junto a un detenido palestino que está apoyado en un muro con las manos esposadas a su espalda y los ojos vendados.

En la otra se la puede ver en primer plano, con el mismo arrestado y otros dos más de mediana edad de fondo.

Entre los comentarios de sus amigos rezan.

Así eres la más sexy”, “Seguro que se han empalmado por culpa tuya”.

En su perfil de Twitter, la músico y bloguera israelí Dan Ya Shwartz asegura que preguntó a Aberyil a través de Facebook por qué había colgado las fotos y recibió por respuesta: “No entiendo por qué andas fisgoneando en los perfiles de la gente en Facebook para siempre encontrar lo malo. Dedícate a cosas más importantes”.

Según la edición digital del diario ‘Haaretz’, otra bloguera, Lisa Goldman, hizo algo similar y recibió por respuesta: “No hablo con izquierdistas”.

Las fotos se convirtieron en pocas horas en la comidilla de blogs y páginas de internet de izquierdas hasta el punto de que el Ejército israelí y el Gobierno palestino acabaron emitiendo comunicados al respecto.

El Ejército no tiene la potestad de impedir la publicación de las fotos porque Aberyil ya ha acabado el servicio militar.

Para el Gobierno palestino, las fotos “muestran la mentalidad del ocupante, orgulloso de humillar a los palestinos“.

“Nada en el mundo puede justificar esta humillación que forma parte de las prácticas diarias de la ocupación israelí. La ocupación es injusta, inmoral y, como muestran esas imágenes, moralmente degeneradora“, agrega.

El director de la organización israelí Comité Público contra la Tortura, Yishai Menuhin, señaló que “este tipo de fotografías reflejan la norma habitual de los soldados israelíes estacionados en los puestos de control y el tratamiento que reciben los detenidos palestinos”.

El comportamiento de la soldado es producto de un cultura popular en el Ejército israelí de no considerar a los palestinos como seres humanos con sus propios derechos“, subrayó.

Fuente: Tribuna de Europa.

“Rompiendo el silencio”: israelíes defensores de DD.HH. buscan apoyo en Alemania

Deutsche Welle | 19 de marzo de 2010

Antiguos soldados israelíes fundan “Breaking the Silence” para romper el silencio y hablar sobre los abusos que comete su ejército en las zonas ocupadas. […]

Lo que más añora el reservista del ejército israelí, Yehuda Shaul, es ser juzgado por todas las fechorías que cometió durante el servicio militar, aunque tenga que ir preso por décadas. Pero el judío ortodoxo, nacido hace 27 años en Jerusalén, sabe que eso no ocurrirá: “Está claro por qué yo no voy a ser juzgado: si me llevaran a mi delante de un juez, tendrían que llevar también a mis superiores a la cárcel. Yo quisiera y me alegraría si esto sucediera, porque éste sería el acto político más importante de mi vida. Así se juzgaría también a todo el sistema de injusticia que rige en Cisjordania.”

“Disparar y no hacer preguntas”

Shaul cumplió su servicio militar en Hebrón, donde vive una pequeña minoría de 600 pobladores extremistas judíos junto a 220.000 palestinos. Luego del servicio militar fundó con sus camaradas la organización “Breaking the Silence”. Los jóvenes cuentan allí por primera vez a la opinión pública israelí de qué manera maltratan y humillan a los palestinos en Hebrón.

Yehuda recuerda, por ejemplo, “cuando queríamos ver un partido de fútbol simplemente buscábamos una casa que tuviera una antena parabólica en el techo. Entonces irrumpíamos en ella, encerrábamos a la familia en una pieza y mirábamos el partido. Todos los soldados hacíamos cosas así.

Desde el 2004 rompen el silencio y esclarecen a la opinión pública e israelí sobre la ocupación. Después de la guerra de Gaza, hace un año, publicaron testimonios de soldados israelíes a quienes los oficiales les habían dicho claramente que “ya no se trataba de respetar a la población civil”. Por el contrario. Si hubiera algún problema, había que disparar y no hacer preguntas.

Obligación moral

“Es la primera vez que “Breaking the Silence” realiza una gira organizada por Europa y EE.UU.”, explica Yehuda Shaul. “Creemos que la guerra de Gaza marcó un serio cambio y es nuestra obligación moral, como soldados que estuvimos allí, contarle al mundo lo que hicimos allí”.

En Alemania Shaul habló sobre estos testimonios de soldados israelíes con políticos, miembros de comisiones por los Derechos Humanos y funcionarios del Ministerio de Relaciones Exteriores.

[…]

Extracto de: Deutsche Welle

Exigen el cese del nuevo secretario general del PPCV por “negar el holocausto judío”

EUROPA PRESS. 14.10.2009

Iniciativa del Poble Valencià ha exigido el “cese inmediato” del nuevo secretario general del PPCV, César Augusto Asencio, en sustitución del cesado Ricardo Costa, por sus “posicionamientos filo nazis y por negar públicamente el holocausto judío”, señalaron fuentes de esta formación en un comunicado.  

Según Inciativa, Asencio realizó en un artículo en un periódico una “declaración pública al inicio de la transición democrática en la que hacía afirmaciones que en algunos países europeos le llevarían directamente a la cárcel y que por desgracia en el Código Penal español no están recogidos”.

En el ‘Diario Información’ de Alicante, Asencio aseguraba que el Holocausto es el mayor fraude de la historia Así, aseguraron que en ese texto firmado por Asencio, publicado por el Diario Información de Alicante 1 de julio de 1979, se puede leer textualmente: “Mucho habría que hablar sobre los campos de concentración alemanes y sobre el mito de los seis millones de judíos exterminados”.

Y añade: “Un estudio detallado nos demuestra que todo esto es falso. Simplemente diré que todo eso se nos ha hecho creer a la mayoría gracias al apoyo de las finanzas y de la propaganda a escala mundial en manos de judíos como casi todo el mundo sabe que con series como las citadas anteriormente nos hacen creer el mayor fraude de la historia, apoyando sus tesis con innumerables fotos y documentos trucados”.  

Para la representante de Iniciativa y diputada autonómica del grupo Compromís Mireia Mollà esta declaración “es razón más que suficiente para que no pueda ser dirigente de un partido que reclama para sí la democracia, el respeto y la dignidad de todas las personas.”

Actitud intolerable

“Esta sola afirmación -recalca- es delictiva en Alemania y desde un punto de vista de los principios generales del derecho, atendiendo a la Carta de los Derechos Humanos y al sentido común es una actitud intolerable que debería ser penado”.  

Por ello, Iniciativa reclama al presidente regional del PPCV, Francisco Camps, “o quien corresponda que lo cese inmediatamente, porque Asencio es alguien que nunca debería haber sido representante en una institución democrática, entre otras razones porque nunca se ha retractado de tales afirmaciones”, observó Mollà.

Para la integrante de Iniciativa “la deriva antidemocrática del PP de la Comunitat valenciana hace que hayan elegido a un nuevo Secretario general cuya tradición está enraizada en ideologías no solo antidemocráticas sino genocidas”.

______________________________________________________

Denunciado y deshonrado… por expresar sus ideas. ¿Un crimen? En una supuesta democracia como en la que vivimos, al menos no debería. ¿Dónde quedan aquellas hermosas premisas de libertad de expresión y pensamiento consideradas pilares de una democracia? Nos hallamos ante una gran paradoja.

No es la primera vez que ocurre, ni será la última en este hipócrita mundo, que una persona es atacada y demonizada por parte de aquellos defensores de la “libertad de expresión”, por el hecho de haber dicho algo contrario a la mentalidad impuesta al vulgo. Y claro, como a la gran masa algún día se le introdujo en la cabeza una idea, si ahora viene alguien a rebatirla (o simplemente con la intención de investigar sobre su supuesta veracidad), no cabe duda que ese pobre desgraciado será cruelmente ultrajado por los grandes inquisidores del sistema hasta conseguir que el populacho asocie su nombre e imagen a la del mismísimo Satán, si bien dicha asociación mental no surtió efecto en el mismo acto de haber pronunciado sus “tan punibles” palabras.

Son muchos ya los que tienen ‘colgado el san benito’ de “enemigos de la democracia y la libertad de expesión” gracias a la imagen que ofrecen los medios de desinformación. David Irving, Mahmud Ahmadineyad, o ahora César Augusto Asencio son ejemplos de la influencia que tiene el sistema en la mentalidad popular, siendo vistos como unos “grandes males de la sociedad” o “una gran representación de peligro”, por el hecho de haber cuestionado el holocausto. Por haber pronunciado unas palabras desde su “libertad”.

¿Cómo se puede catalogar a esta mentalidad global de tomar algo como verdadero simplemente porque así es y no admite discusión? De dogmatismo, enemigo acérrimo de la democracia en su teoría, pero realmente sustentador de ella.

El holocausto judío en la Alemania nacionalsocialista, independientemente de que se hubiese producido o no, es utilizado hoy en día por el Sión como pretexto de invadir una tierra ajena y realizar, de igual manera que supuestamente a ellos se les hizo, el genocidio de un pueblo inocente.

Da la impresión de que la idea general de que ese holocausto tuvo lugar atiende a necesidades políticas y económicas más que a un intento de conocer la verdad histórica.

Desde este blog, no vamos a posicionarnos ni de un lado (los que afirman con rotundidad que el holocausto sucedió), ni de otro (de los que lo niegan). Lo único que se debería defender es una investigación veraz sobre dicho acontecimiento histórico, que se revise para llegar a unas conclusiones fundamentadas en la verdad y así poder escribir correctamente la Historia. Para ello, habría que abandonar todo tipo de postura intransigente y dogmática para limitarnos a ver, de una vez por todas, las cosas de manera ojetiva. Las verdades no se forman por convenio, sino por un razonamiento.

Porque una cosa sí que es cierta: la Historia la escriben los vencedores.

Igualdad… ¿natural?

Son muchas las críticas que ha recibido la teoría evolutiva de Darwin y los posteriores estudios y amplificaciones de la misma. Sin embargo, y tras grandes complicaciones en su aceptación, esta teoría ha sido corroborada por la comunidad científica y ha propulsado la instauración de un nuevo paradigma en el mundo de la ciencia. Tras 150 años de la publicación de ‘El Origen de las Especies’ (Charles Darwin, 1859), la mayoría de los expertos en este tema apoyan las ideas darwinianas, exceptuando a esos necios fijistas (o los del diseño inteligente también) que con argumentos dogmáticos y pseudo-científicos intentar refutar la ya mil veces demostrada teoría.

“Entre los individuos que forman una población existe una variabilidad. No hay tan siquiera dos individuos iguales”.

“Serán los seres mejor adaptados los que tengan más probabilidades de sobrevivir y reproducirse legando sus características más favorables a la descendencia”.

null

Son ejemplos de ideas que manifiesta la teoría de la selección natural.

Paradójicamente, esta concepción de la naturaleza es contradicha por los modelos políticos que imperan en nuestro planeta: las llamadas “democracias”.

Todos los seres humanos nacen libres e iguales en dignidad y derechos, sin distinción alguna de raza, color, sexo, idioma, religión y opinión política”. Declaración universal de Derechos Humanos.

“España se constituye en un Estado social y democrático de Derecho, que propugna como valores superiores de su ordenamiento jurídico la libertad, la justicia, la igualdad y el pluralismo político”. Artículo 1 de la constitución española.

“Sostenemos como evidentes por sí mismas dichas verdades: que todos los hombres son creados iguales; que son dotados por su Creador de ciertos derechos inalienables; que entre éstos están la Vida, la Libertad y la búsqueda de la Felicidad”. Declaración de independencia de los Estados Unidos de América.

Lamento discrepar con usted, señor Thomas Jefferson, y con todo el resto de redactores de estos principios, pero aquí lo único que queda evidenciado es la ineficacia de los sistemas políticos que ustedes divulgan, dado que se fundamentan en la igualdad humana. Su ‘democracia’ se encuentra en completa discordancia con la teoría de la selección natural de Charles Darwin. El liberalismo engendra una cantidad mayor de problemas de los que es capaz de solucionar. La implantación de estos modelos políticos lo único que ha hecho es originar una sociedad que actúa cada vez más en contra de la Madre Naturaleza. Todos los pilares sobre los que se asientan sus ideas son débiles en contraposición con el poder natural, al que el hombre debe ajustarse, en vez de tratar de habituar la fuerza de la naturaleza al ser humano, como ustedes pretenden.

Pero esto no es lo peor de todo. Lo peor es que ustedes, llámense liberales, demócratas o ‘progres’, se jactan de reconocer las ideas evolutivas de Darwin mientras actúan continuamente en contra de ellas avalando leyes que proclaman la igualdad humana como algo natural.

No, señores, no. No hay dos seres iguales. Está científicamente demostrado ahora mismo y es inútil seguir defendiéndolo. Lo intentaron, como muchos otros, pero su sistema ya no tiene cabida en nuestro mundo. Algún día, no dentro de mucho, todo lo que ustedes construyeron se resquebrajará y se derrumbará por su propio peso. Será entonces cuando, tal vez, sepamos reconocer nuestros errores y entenderemos la realidad como tal es. Porque si de verdad se persigue ese modelo político infalible, que perdure para siempre, hasta el fin de la Humanidad, deberá estar acorde a las leyes de la Naturaleza. Y la teoría de la selección natural es una ley de la Naturaleza.

Ya va siendo hora de que tomen conciencia de esto, y abandonen ustedes ese proceso de lo que Orwell llamaba ‘doblepensar’, y decidamos ayudar a favorecer la caída de este régimen contrario a la ley natural en favor de uno conforme a ella.

GBE